El Español
Opinión

Cinco cosas que Mr. Wonderful no se atreve a contarte sobre el emprendimiento (pero yo sí)

Las cosas no son tan bonitas como las pintan, pero los tropiezos y fracasos son parte del aprendizaje y del avance.
Pedro Arenas Barreiro
Por Pedro Arenas Barreiro

Tengo claro que si me tomase un café con Amancio Ortega (o mejor dicho, el día que me lo tome) le preguntaré únicamente por sus errores. Los aciertos suelen ser más fáciles de ver, de leer en los manuales de los gurús o de escuchar en las tan detestables como frecuentes charlas de “casos de éxito”. Los emprendedores a menudo condensamos la historia de nuestras aventuras para que brille con la cara mas amable de la satisfacción de construir un negocio, pero ocultando la cruz de la moneda de un camino por el que no siempre es sencillo avanzar

Por cada emprendedor de éxito hay 8 em-perdedores (no lo digo yo, lo dice el Instituto Nacional de Estadística) y a esos, por desgracia, casi nunca los llaman para dar charlas ni escribir libros, no bordan camisetas ni diseñan agendas, aunque seguramente podríamos aprender mucho de ellos. Por eso, cada vez que escuches una de las siguientes frases, compleméntala con el texto entre paréntesis:

  1. Si quieres puedes (intentarlo). Lo siento, pero querer no va a ser suficiente para conseguirlo. Esto no va a depender sólo de echarle ilusión y esfuerzo, que también, sino de alinear muchos factores para conseguir crear una empresa rentable alrededor de una idea. Necesitarás que tus clientes también quieran (pagar por aquello que vas a ofrecerles), que el banco quiera (aprobarte el crédito que necesitas), que tu equipo quiera (compartir su talento contigo)... ¿Te parece poco?... pues lo siento, también necesitarás que la suerte quiera (estar de tu lado). 
  1. Tú puedes con todo (pero no podrás solo). No te autoengañes, individualmente no llegarás muy lejos. Necesitarás rodearte de gente compatible, que participe de tu visión y que sea capaz de compartir contigo el riesgo y también el esfuerzo que requiere el éxito de tu negocio. Se honesto, reconoce tus limitaciones y rodéate de gente con capacidades complementarias a las tuyas. El egoísmo o la inconsciencia de pensar que eres capaz de hacerlo tú todo te restará posibilidades de avanzar (o de hacerlo con rapidez) y te dejará cicatrices que podrás evitar si eliges unos buenos compañeros de viaje. 
  1. Tu futuro lo decides tú (y también tus necesidades). Otra de las grandes mentiras del emprendimiento. No te creas el único dueño de tu destino o te frustrarás rápido. Decidirás tu futuro hasta que te haga falta o quieras conseguir algo que tiene otro (dinero incluido). Es probable que tus clientes te hagan trabajar ese sábado en el que querías descansar o que tus socios crean que tu objetivo debe ser un poco más ambicioso para depositar su confianza. Si quieres lo que ellos tienen, probablemente tendrás que renunciar a algo.
  1. Hoy va a ser un gran día (o no, pero debes seguir adelante). No siempre sale todo bien y hay que normalizar que eso es, lo normal. Habrá días fantásticos y días nefastos, aunque con un poco de fortuna, la mayoría serán simplemente días normales en los que habrá de todo un poco. Acostúmbrate a ello, deberás lidiar con lo bueno y también con lo malo. No querer ver los problemas o auto-convencerse de que no existen es a veces mas dañino que no saber resolverlos.
  1. Vive el momento presente (pero piensa en el futuro). Disfruta de los progresos y trata de mantener la sonrisa por bandera, pero no te olvides de que lo bueno de hoy debe de ser la semilla de un mañana mejor y ello, te obliga a mirar constantemente hacia el futuro. Aprovecha la motivación de las buenas noticias para crear un horizonte más sencillo, más estable o más rentable para ti y para los que te acompañan. 

Querer no es poder, tan sólo es desearlo y eso no será suficiente. No existe el empresario/a hecho/a a si mismo, todos nos hacemos gracias a la ayuda de los que nos soportan (en todas sus acepciones). El futuro no lo construyes tú, se construye entre todos, juntos. Normaliza los días malos, los tropiezos y fracasos son parte del aprendizaje y del avance. Tu empresa no tendrá futuro si no lo diseñas con los pasos del día a día. Estas son 5 de las crudas realidades que los gurús, los políticos o Mr. Wonderful, en su exacerbación de la psicología positiva, olvidan o prefieren no incluir en sus motivadoras charlas, discursos o frases, pero que deberían de acompañarte a lo largo de tu carrera profesional (y no solo emprendedora). 

Pedro Arenas Barreiro
Pedro Arenas Barreiro
LinkedIn
Pedro Arenas es, ante todo, un tío de acción (y nunca utiliza dobles aunque haya muchas escenas de riesgo). A lo largo de sus más de 15 años de carrera, ha sido autónomo, emprendedor, empleado por cuenta ajena e incluso responsable público en la Axencia Galega de Innovación. Ha sido el promotor principal de 2 empresas (Ingenyus, Marketing Inteligente y Qubiotech) y ha participado en la constitución de otras 2 startups de base tecnológica. Actualmente compagina la coordinación del área de relaciones institucionales de CEAMSA con la dirección del departamento de Innovación de Hifas da Terra.