El Español
Opinión
|
Tribuna Abierta

Atraer empresas que vivan aquí

Víctor Nogueira, presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar, reflexiona sobre los desafíos y oportunidades de Galicia para generar más tejido empresarial y atraer empresas y capital.
Víctor Nogueira
Por Víctor Nogueira

Nada hay más poderoso para desarrollar una economía que  ser un país atractivo a la inversión y a las empresas. Un  territorio atractivo. Eso requiere proyectar una buena  imagen, pero sobre todo desplegar unas condiciones reales que faciliten la inversión. Históricamente, Galicia no lo es. En  los últimos veinte años, en lo que va de milenio, menos del 1%  de las inversiones y empresas internacionales que se han  asentado en España, ha venido a Galicia. 

El larguísimo año que llevamos de epidemia económica está  poniendo a prueba la resistencia de nuestro tejido  económico. En Galicia hemos perdido 3.000 empresas, que  ya no cotizan ni están dadas de alta en la Seguridad Social.  Con ellas han desaparecido 20.000 trabajadores, sin incluir a los casi 47.000 que permanecen acogidos a un Erte. 

Las empresas familiares, que nos definimos como las  empresas que viven aquí, porque aquí tenemos nuestras  sedes y nuestra raíz empresarial, consideramos básico  defender, con todas las herramientas posibles de la política  económica, el mantenimiento de las empresas ya existentes.  Retener empresas es retener talento, capital y empleo. Todos  sabemos que, tras el cierre de una empresa, sea una  peluquería o una fábrica de aluminio, el arrastre de pérdidas  a otras empresas y empleos genera un círculo vicioso. Es lo  que todos queremos evitar. 

Son muchos los estudios que constatan que las empresas  familiares resistimos mejor las crisis, recuperamos antes el  empleo y recomponemos el tejido con mayor sostenibilidad.  Es fácil de entender: las empresas que vivimos aquí tenemos  un umbral de aguante que va más allá de los límites de otro  tipo de compañías sin rostro o que dan menor valor a las  raíces.

Partiendo de una buena defensa del tejido que tenemos, es  fundamental establecer las bases para atraer inversiones,  atraer empresas y capital que genere empleo y riqueza.  ¿Cómo hacerlo? Nuestra propuesta es sencilla y, creemos,  fácil de abordar por los gobiernos central, autonómico y  locales. 

En primer lugar, es necesaria una política de competitividad  fiscal como la que emplean otras autonomías para atraer  empresas. Galicia tiene 8 autonomías con más ventajas  fiscales para donar y heredar empresas. Hay margen de  mejora, usémoslo. Sin olvidarnos, por supuesto, del Impuesto  de Patrimonio, un tributo que se ha ido paulatinamente  eliminando en el contexto europeo, que además de  desincentivar la localización del ahorro en nuestra  Comunidad supone una desigualdad competitiva con otras  regiones.  

Nuestra segunda propuesta es abordar en serio la reducción  de la burocracia. Galicia es uno de los territorios en los que  más complicado resulta invertir. Comprar suelo, abrir un  negocio o tramitar licencias está al alcance de la paciencia de  muy pocos. Gestionar bien la burocracia es clave para atraer  inversión o captar el máximo de ayudas de los fondos  europeos. 

El tercer pilar, en la actual coyuntura de captación de los  nuevos fondos europeos de recuperación (Next Generation)  está en desplegar una estrategia de salvar primero lo que ya  tenemos. Hagamos primero los deberes de manera  proactiva. Si dejamos caer empresas viables, no va a ser  posible caminar hacia una economía más verde y  tecnológica porque perderemos el punto de partida. 

El gran plan de apoyo a la economía debiera ser una apuesta  estratégica por el tejido productivo real, por los negocios más  pequeños y, en definitiva, por las empresas familiares que, no lo olvidemos, representan el 97% de las empresas gallegas. 

Son propuestas sencillas que, tras la prioridad de retener lo  que ya tenemos, se centra en generar la atracción necesaria para, al menos, captar lo que nos tocaría por peso económico,  esto es, quintuplicar las inversiones internacionales que  ahora captamos.

Víctor Nogueira
Víctor Nogueira
Víctor Nogueira (Santiago de Compostela, 1957) es presidente de la Asociación Gallega de la Empresa Familiar y de Grupo Nogar. Licenciado en Derecho por la Universidad de Deusto y graduado en Empresariales por el ICAI, ha dedicado su vida a poner en valor la empresa familiar, con especial atención a la internacionalización, la sucesión o la fiscalidad, en Galicia, donde el 92% de las empresas son familiares.