El Español
Deporte
|
Deportivo

Quiles desatasca a un Deportivo que sufrió ante el Badajoz

os blanquiazules vencieron por un gol a cero a un Badajoz que mereció más en Riazor.
Imagen de la celebración del gol de Alberto Quiles
Foto: Fernando Fernández
Imagen de la celebración del gol de Alberto Quiles

El CD Badajoz se convirtió en el primer equipo en mostrar las carencias del Deportivo. El conjunto extremeño firmó una primera media hora de partido en la que estaba muy cómodo sobre el césped de Riazor.

Los de Óscar Cano tuvieron tres claras ocasiones que desaprovecharon. Sergio Benito lo intentó con un disparo cruzado que obligó a Mackay a salvar a su equipo. Los blanquiazules no encontraban orden y estaban a merced de su rival.

Aitor Pascual tuvo la segunda con un libre directo que obligó a Mackay a intervenir una vez más ante una grada que apoyaba a los suyos en un momento complicado de partido. Zelu dio el tercer aviso con un centro desde la izquierda en el que el extremo remataba al lateral de la red.

Pero este Deportivo ha demostrado ser un equipo fiable y con dinamita arriba. Quiles avisó con un potente disparo que se marchaba por encima del larguero de Limones. El atacante no perdonó en la segunda. Gran centro de Héctor Hernández y Quiles remataba a puerta vacía. Riazor enloquecía con su equipo y celebraba un tanto que ponía a los deportivistas por delante.

Los últimos quince minutos de la primera mitad fueron igualados y con pocos espacios para ambos conjuntos. Lapeña y Granero se entonaban con el paso de los minutos ante un Badajoz que lo buscaba con un David Concha muy activo.

Así se llegaba al final de una primera mitad sufrida pero en la que el equipo lograba marcharse por delante en el electrónico. La segunda mitad nació con sensaciones similares a las de la primera mitad. El Badajoz seguía cómodo en el terreno de juego ante un Dépor que tampoco tenía problemas en no tener mucha posesión.

El paso de los minutos evidenció que el encuentro no iba a ser sencillo y retener los tres puntos se iba a convertir en un ejercicio de resistencia. Los extremeños apretaban con un Sergio Benito muy activo. Adri Cuevas tuvo el empate con un disparo dentro del área que salvaba casi de manera milagrosa Ian Mackay.

El Dépor se metió atrás y no lograba generar contras peligrosas. En los últimos diez minutos el Badajoz lo intentó pero los blanquiazules defendieron como un auténtico muro y se mostraron muy seguros en el juego aéreo.

Así se llegaba al final de un partido que deja al Dépor en lo alto de la clasificación y a una afición entregada a su equipo.

Deporte