El Español
Deporte
|
Deportivo

Las cuentas del Deportivo para las tres últimas jornadas: cuatro categorías en juego

Con el ascenso a Segunda ya casi descartado, el Deportivo se enfrenta a un panorama estremecedor. Los blanquiazules podrían caer a la quinta categoría del fútbol español.
Borja Galán en un lance del partido entre Deportivo y Compostela
Fernando Fernández
Borja Galán en un lance del partido entre Deportivo y Compostela

El Deportivo se enfrenta a una crisis sin precedentes que amenaza el futuro más inmediato del conjunto coruñés. Los blanquiazules cayeron este fin de semana ante el Racing de Ferrol y tienen por delante tres jornadas claves que determinarán el objetivo por el que pelearán en lo que resta de temporada. Con el ascenso a Segunda División casi imposible, los cálculos más optimistas se centran en poder alcanzar la Segunda B Pro. En el panorama más aterrador, el club podría caer a cuarta e incluso a quinta categoría, un drama que sobrevuela en la cabeza de todos los deportivistas.

Este miércoles la clasificación quedará más actualizada tras la disputa de los dos encuentros que quedan pendientes. El Racing de Ferrol recibe en A Malata al Celta B y el Guijuelo se mide al Zamora. El Deportivo es ahora mismo sexto en la clasificación con 20 puntos. Por debajo, Pontevedra y Coruxo están a dos y tres puntos respectivamente, mientras que el Salamanca cuenta con 14.

Con nueve puntos en juego, el objetivo más realista de los blanquiazules debe ser el intentar meterse en el grupo intermedio, que abarca desde el cuarto clasificado al sexto. Para ello, el partido ante el Pontevedra será clave. El choque se disputará el fin de semana del 6-7 de marzo, tras el parón que vivirá la competición esta semana. Perder ante el conjunto granate metería al Deportivo en el grupo de abajo, que peleará por no descender a la quinta categoría. Después de ese choque, los blanquiazules visitarán Barreiro para medirse al Celta B y cerrarán el campeonato ante el Zamora en Riazor, dos equipos que están en la zona alta.

La complejidad que entraña esta temporada provoca que el Deportivo se enfrente a un panorama realmente complicado. Las cuentas están encima de la mesa aunque lo prioritario parece recuperar la confianza de un equipo que ha mostrado una fragilidad realmente preocupante.

Los posibles escenarios

Ganando los tres partidos que quedan, el Deportivo se aseguraría acabar en el segundo grupo. Eso le permitiría pelear por ascender a la Segunda B Pro, la nueva categoría que sustituirá a la Segunda B tradicional.

Si finalmente el equipo termina entre la séptima y la décima posición, los blanquiazules pelearán por quedarse en la nueva Segunda División B que sería la cuarta categoría del fútbol español. Si en ese grupo acaba entre los tres últimos clasificados, el equipo descendería a la quinta categoría, un escenario que asusta solo de pensarlo.

Los partidos ante Pontevedra, Celta B y Zamora marcarán el objetivo por el que peleará un equipo que ha rendido muy por debajo de lo esperado.

Deporte