El Español
Deporte
|
Más Deporte

La directiva de la SD Compostela pide disculpas a la afición tras la dimisión de Quinteiro

En un comunciado los miembros de la junta directiva admiten "malestar" por los tiempos y la presión en medios de comunicación
SD Compostela

Después de estar en el punto de mira por la dimisión de su presidente y culpados de la ruptura de nogociaciones de compra del club, la directiva del SD Compostela ha querido pedir disculpas a la afición y dar cuenta de su versión de los hechos.

En un comunicado, los representantes del club han explicado que todo esto viene a raíz de la complicada situación de la sociedad deportiva, que desde hacía un tiempo venía buscando un cambio de rumbo con nuevos órganos de dirección. La directiva insiste en que en ningún momento se opusieron a la decisión de Quinteiro, el entonces presidente, de negociar un acuerdo de compra ni de la entrada de una nueva junta directiva.

Indican que las razones para la ruptura de las negociaciones parten de que durante la firma de los contratos a los directivos se les imponían condiciones que "les obligaba a realizar, con carácter previo a su marcha, una serie de actuaciones que podrían ser muy perjudiciales para el club". Señalan además que después de días esperando la empresa de Jota Peleteiro, Ramalloc Sports SL, trasladó la documentación final del acuerdo exigiendo que se firmara a las 14 horas. Fue entonces cuando siete directivos encargaron un informe jurídico para evaluar el documento, que desaconsejó "muy fundamentadamente" aceptar las condiciones exigidas por la empresa de Peleteiro.

En el comunicado, los miembros de la directiva expresan su malestar por "la estrategia de agotar los tiempos del club" y por amplificar "la presión en los medios de comunicación". Argumentan que ellos desde un primer momento buscaban preservar elementos del proyecto del club deportivo, como la continuidad del futbol base del Compos o los compromisos con otros equipos de la comarca.

Otro factor en la ruptura de las negociaciones, según la directiva, fue la permanencia de personas como Manuel Castiñeiras, director deportivo, o Miguel Fernández, director de márketing, o los futbolistas Pato Guillén y Álvaro Casas.

La junta directiva insiste que sus labores en el club compostelano lo hacen "de manera desisteresada" y que "ha demostrado una lealtad inquebrantable al club y a su presidente", llegando a poner inlcuso sus cargos a disposición en varias ocasiones. "Se ha intentado mezclar lo que es tan simple como un relevo en una junta directiva de una asociación sin ánimo de lucro con una operación mercantil de traspaso de una deuda entre particulares", han apuntado en el comunicado.

A la espera del nombramiento de una nueva directiva y presidente, los miembros de la actual junta quisieron recalrcar su ánimo para trabajar más y así dejar de lado el suceso.

Deporte