El Español
Deporte
|
Deportivo

Deportivo 0 - Compostela 2: El Deportivo roza el ridículo en Riazor

El conjunto blanquiazul cayó justamente en su estadio en un encuentro en el que se vio superado en todo momento
Borja Galán en un lance del partido entre Deportivo y Compostela
Fernando Fernández
Borja Galán en un lance del partido entre Deportivo y Compostela

El efecto Rubén de la Barrera no ha tenido el efecto deseado. El Deportivo naufragó en Riazor ante un Compostela que fue muy superior durante los noventa minutos. Los blanquiazules volvieron a mostrar todas sus carencias e ineficacia y acumulan cinco jornadas sin conocer la victoria.

El partido nació con un Compos atrevido y un Deportivo atenazado. De la Barrera apostó por un once con Rolan y Beauvue en punta. El equipo volvió a comportarse como un bloque débil en el que faltaban ideas.

Los blanquiazules sufrían en el terreno de juego y estuvieron incómodos en todo momento. El Compostela olió ese nerviosismo y empezó a hacer daño por las bandas. Así llegaron los primeros acercamientos peligrosos gracias a los saques de esquina. Los visitantes pudieron adelantarse en el marcador en una acción que el colegiado anuló al entender que la pelota había atravesado la línea de fondo.

Galán y Lara volvieron a defraudar en su juego por las bandas y ninguno de los dos logró la profundidad deseada para inquietar la portería rival. Los dos jugadores se precipitaban constantemente y no eran capaces de generar nada. Derik, principal novedad en el lateral derecho lo intentó con un par de arrancadas y al menos consiguió crear dos córners que se lanzaron sin excesivo peligro.

Con empate a cero se llegó al final de la primera mitad. El segundo acto nació con un guion similar y con dos jugadas que resultaron clave en el devenir final del choque. Una imprecisión en la defensa del Compos le dio a Beauvue la ocasión más clara para los coruñeses. El delantero se quedaba solo frente al portero y no era capaz de definir. Pato Guillén adivinaba la intención de Beauvue tras un mal disparo.

Acto seguido llegó el gol del Compos. El colegiado no señaló una posible falta sobre Mujaid y Brais Abelenda aprovechaba una buena dejada con la cabeza para superar a Carlos Abad. El cero a uno maniató todavía más a un equipo que no mostró ningún atisbo de reacción. El árbitro se sumó a la fiesta expulsando a Mujaid con una segunda tarjeta amarilla bastante rigurosa. Y Miki Villar aprovechó un error de Salva Ruiz y Carlos Abad para hacer el segundo y dejar helado al deportivismo.

No hubo reacción en el último cuarto de hora y el Deportivo suma su tercera derrota de la temporada instalado en la más absoluta mediocridad. El equipo encadena dos meses sin ganar y se complica el objetivo de terminar entre los tres primeros clasificados. El próximo domingo recibe a Unionistas, líder sólido de la categoría, en un partido en el que Rubén de la Barrera no podrá contar con Mujaid. El Deportivo se encuentra en una situación límite.

Deporte