El Español
Deporte
|
Deportivo

Alberto Quiles alucina con la afición del Deportivo: "Jugar en Riazor es una maravilla"

El atacante reconoció en rueda de prensa que está deseando que llegue el sábado para volver a jugar en Riazor.
Alberto Quiles celebra su gol ante el Celta B en Riazor.
Fernando Fernández
Alberto Quiles celebra su gol ante el Celta B en Riazor.

El inicio de temporada del Deportivo no ha podido ser más ilusionante. Tras haber cambiado el cuerpo técnico y un porcentaje muy alto de la plantilla, las cosas han empezado muy bien para el cuadro blanquiazul. Hoy el encargado de escenificar ese buen ambiente ha sido Alberto Quiles. El atacante suma dos goles en tres partidos y su importancia dentro del equipo es capital.

Tras ser cuestionado sobre la presión que tiene este año la plantilla del Dépor, Quiles ha asegurado que "jugar en Riazor es una maravilla. Ojalá pudiéramos jugar todas las semanas en un estadio como el nuestro. Flipé con el ambiente ante el Celta B y estoy deseando que llegue el sábado. Eso no es presión".

Muchos son los jugadores de la primera plantilla que quedaron encantados con lo que se vivió en la primera jornada ante el Celta B. Tras lograr dos triunfos lejos de casa, el equipo recibe este sábado al Badajoz en un partido importante para los blanquiazules.

Quiles también hizo referencia al buen estado de forma de los delanteros blanquiazules. "Miku y yo nos parecemos mucho jugando y es muy fácil entenderse con él. Hablamos mucho en los entrenamientos y me da bastantes consejos. Me siento cómodo con él y aunque parto un poco desde la banda, tengo bastante contacto con el balón.

El ambiente de Riazor

El club confirmaba esta semana que todos los abonados tendrán la posibilidad de acudir al estadio de Riazor este sábado. Aunque todavía no ha trascendido la cifra oficial de espectadores que podrán estar en el campo, el 60% de aforo permitirá vivir un ambiente algo más parecido al de antes de la pandemia.

El club decidía no enviar entradas al Badajoz para priorizar la entrada de espectadores blanquiazules. Esta decisión provocó algunas quejas en redes sociales pero el club entiende que debe primar el derecho de sus abonados tras una temporada en la que muchos no pudieron presenciar ningún partido en Riazor. Cerca de 20.000 personas se darán cita el sábado en un choque que se presenta muy emocionante.

Deporte