El Español
Cultura
|
Educación

Siete deportistas gallegos están estudiando en Estados Unidos gracias a una beca

Fútbol, atletismo, natación y golf son los deportes elegidos por seis chicos y una chica de Galicia que han decidido hacer las maletas para formarse en EEUU sin dejar a un lado su pasión por el deporte
Pablo Fraga, estudiante gallego en la Universidad de Delaware.
Cedida
Pablo Fraga, estudiante gallego en la Universidad de Delaware.

Siete jóvenes de Galicia comenzaron este año sus estudios en Estados Unidos gracias a una beca deportiva que, en muchos casos, está vinculada a otra académica. Los seis chicos recibirán una ayuda media de 31.000 euros que en el caso de la única mujer que ha decidido hacer las maletas dentro de este proyecto asciende a 39.000 euros.

La empresa AGM facilitó, de este modo, que un total de 154 chicos y 117 chicas de España cursen este año sus estudios en diferentes universidades americanas, que en la gran mayoría de los casos han retomado las clases presenciales. Así, los gallegos desplazados no solo podrán disfrutar no solo de una experiencia única sino que lo harán mientras practican deporte y siguen adelante con sus estudios.

Fútbol, golf, natación y atletismo

Las becas que obtuvieron estos siete gallegos están divididas en dos partes: la deportiva, que se da en función de los resultados en el ámbito del deporte, y la académica, en la que se incluyen aspectos como las notas de la ESO y bachiller, así como los resultados de dos exámenes previos al viaje. Esta última, sin embargo, solo es accesible para aquellos jóvenes que cursen un grado, pero no para los que hacen un máster.

Carlos Fernández, futbolista gallego becado (Cedida).

Cada equipo de la universidad, según explica el estudiante Lucas Fernández, tiene un número de becas que puede repartir de forma equitativa entre hombres y mujeres y, de hecho, todos los centros de Estados Unidos disponen de la misma cantidad para no generar desigualdades. Este joven, que accedió a la ayuda deportiva pero no a la académica porque cursa un máster, explica que tiene una factura al final del semestre en la que se descuenta el importe obtenido por la beca. Así, el dinero le ayuda a costearse los estudios, pero también los gastos del día a día como la vivienda o la comida.

Braulio Pérez, deportista gallego becado (Cedida).

Cuatro de los estudiantes desplazados a Estados Unidos son de A Coruña: Braulio Pérez Graíño estudia en la Friends University de Kansas y practica golf; Carlos Fernández San Miguel y Pablo Fraga Naveira juegan al fútbol y cursan un año en la University of Delaware; y Lucas Fernández Eiroa está en la Long Island University de Nueva York y hace atletismo.

Precisamente, este es el deporte que practica la única gallega dentro del programa, Belén García Arias, que desde Ourense viajó hasta la University of Idaho. Los otros dos jóvenes que accedieron al programa de becas son Ian Tobar Dechant, que es de Santiago de Compostela, juega al fútbol y cursa sus estudios en la Springhill College de Alabama, y Carlos Souto Vilas, procedente de Iñás (Oleiros), que practica natación y que actualmente está en la University of Evansville de Indiana.

«Lo estoy disfrutando mucho»

Lucas Fernández comenzó a pensar en irse a estudiar Estados Unidos el año pasado, cuando cursaba cuarto de carrera. «Se me vino a la cabeza la posibilidad de ir a estudiar un máster a Estados Unidos mientras competía, porque tengo un amigo que está haciendo lo mismo pero con la carrera», explica este joven que hace un máster en dirección de empresas y forma parte del equipo de atletismo de la Long Island University.

El atleta descubrió en este sistema una oportunidad única de seguir adelante con sus estudios sin dejar a un lado la competición. «Es lo que me hace feliz. A mí me gusta hacer deporte, me gusta entrenar, y quería seguir aprendiendo de lo mío», indica Fernández. La beca supuso, además, un factor decisivo sin el cual no podría vivir la experiencia en Nueva York, ya que recibir la ayuda deportiva (él no tiene la académica) es fundamental para que pueda seguir cumpliendo su sueño.

Lucas Fernández durante una competición (Cedida).

Este coruñés llegó a Nueva York el 22 de agosto y tiene previsto permanecer en la universidad americana hasta mayo de 2023, completando dos temporadas de atletismo. La oportunidad de «tener una vida plena universitaria» es lo que más valora de esta experiencia que comparte con sus amigos y que le permite centrarse en «ir a clase, entrenar y pasármelo bien». «Nunca lo había vivido y lo estoy disfrutando mucho», añade Fernández.

Estudiar toda la carrera en EEUU

Carlos Souto lleva «toda la vida» en natación y los últimos cuatro años los pasó en un centro de tecnificación en el que compaginaba el deporte con sus estudios. El oleirense siempre quiso vivir una experiencia en Estados Unidos y el hecho de que un compañero accediese a las becas lo empujó a probar suerte. Souto llegó el 18 de agosto a Indiana y prevé estudiar toda la carrera en la University of Evansville, aunque visitando a su familia y amigos en Navidad y verano.

«Lo que más valoro es vivir una experiencia en otro país completamente diferente, conociendo otras culturas. Además de disponer de recursos para seguir nadando al máximo nivel y compaginarlo con una carrera universitaria», explica el nadador, que añade que este cambio algo que llevaba esperando mucho tiempo.

Cultura