El Español
Cultura

Paula Ojea, la ceramista gallega que ha ganado el Premio Producto de Artesanía

Esta viguesa, que lleva haciendo cerámica desde los 5 años, combina sus estudios de ingeniería con inspiración de varias ciudades para hacer su línea de cerámica Cut&Fold
06:00 · 15/12/2019
Ofrecido por:

La responsable de los zuecos Eferro, Elena Ferro, no es la única gallega que ha ganado el Premio Nacional de Artesanía este año. El Ministerio de Industria, Energía y Turismo también premió el pasado 4 de diciembre a Paula Ojea por por su colección de cerámica Cut&Fold. Hoy en Quincemil hemos hablado con ella para conocer mejor su trayectoria y trabajo.

Paula lleva haciendo cerámica desde los 5 años, cuando comenzó a aprender el oficio en la escuela municipal de Nigrán, su pueblo natal. “Me encanta la geometría,  la matemática, y la física, por eso estudié ingeniería, pero nunca perdí mi pasión por la cerámica y en 2015 decidí montar mi taller y dedicarme a ello de lleno”. 

Tras trabajar en Nueva York diseñando edificios singulares y montando instalaciones artísticas con cálculos estructurales complicados, la artista gallega aplica el punto de vista y enfoque espacial de la ingeniería a sus creaciones en cerámica. “Primero pienso en lo que voy a hacer, después diseño las piezas digitalmente y las plasmo en 3D en el ordenador. Hago los cálculos de estructura para asegurarme de que el resultado será estable. Elaboro los planos a escala y monto las piezas manualmente”.

Inspiración en Londres, París, Nueva York y Vigo

Al preguntar sobre su fuente de inspiración nos hace un recorrido por los paisajes industriales costeros de Vigo (las grúas y grandes buques del puerto o el puente de Rande) pasando por a Londres, París (donde estudió parte de su carrera) y Nueva York: “todas esas estructuras en forma de celosía triangulada, desde rascacielos a grúas del puerto, inspiran la colección Cut&Fold. En la parte cromática lo que más se plasma en mi obra es el entorno natural en el que vivo ahora, que me hace tener la mente más despejada”.

Puedes hacerte con sus piezas de cerámica en su tienda online, así como en su showroom (con cita previa) y en tiendas y galerías. “Merlín e Familia en Santiago de Compostela fue la primera tienda que apostó por mi trabajo”. Ahora también puedes hacerte con su obra en A Coruña en Galería Vilaseco (dónde encontrarás piezas más artísticas) y el showroom de Cocinas Boffi, en la calle San Andrés, donde hay actualmente una exposición que incluye una vajilla de edición limitada de 50 piezas desarrollada por la artista. 

Su mayor aspiración es el reconocimiento de su trabajo artístico, más allá del éxito comercial de sus piezas utilitarias. Con una risa tímida me confiesa que lo que más ilusión le haría es ocupar un espacio público con una pieza de grandes dimensiones. Tiene todo el sentido, pues al fin y al cabo sigue siendo ingeniera.

Cultura