El Español
Cultura
|
Audiovisual

Los "cazaherederos" de la Sexta hacen llegar una herencia millonaria a una aldea gallega

José, es el inesperado afortunado que ha recibido medio millón de euros que eran parte de la fortuna de Tony, hermano de su abuelo y célebre en Estados Unidos por su labor de peluquero de estrellas de la talla de Sophia Loren
El heredero gallego José con el periodista Jalis de la Serna.
Cazaherederos
El heredero gallego José con el periodista Jalis de la Serna.
Ofrecido por:

Antonio, más conocido como Tony, era un hombre con raíces gallegas y argentinas que en los 80 se hizo muy conocido en Estados Unidos por ser "el peluquero de las estrellas" (llegó a tratar con la célebre Sophia Loren) y potenciar el término "unisex" en las peluquerías junto a su mujer. Falleció por coronavirus recientemente a los 70 años en Miami, donde trabajó también durante un tiempo como conserje del hotel Ritz Carlton.

Durante sus años de peluquero su vida fue de película, codeándose con famosos del cine y de otros ámbitos y por consiguiente consiguió reunir una fortuna millonaria. Tony murió viudo y sin hijos, por lo que su herencia correspondía a su familia materna de Argentina y a su hermano gallego, que falleció antes que él, al igual que el hijo de éste. Por este motivo, su herencia millonaria correspondería a la descendencia del hijo de su hermano, es decir, a José, un gallego afincado en la pequeña aldea lucense de Barrio (perteneciente a San Paio de Muradelle en Chantada y con apenas 150 habitantes).

"Cazaherederos", el programa que se ha estrenado en la Sexta esta semana y que tiene al frente al periodista Jalis de la Serna, ha tenido en su primera entrega a José como protagonista. El equipo lleva 22 años dedicándose a encontrar a los legítimos propietarios de herencias que llevan años sin resolverse y aceptaron este caso al tratarse de una herencia internacional de la que pudieron tirar del hilo gracias a la periodista americana Nellie, una antigua clienta de Tony.

Medio millón de euros de la Gran Manzana a Galicia

Una vez realizada la investigación correspondiente, de la Serna y su compañero Sergio Gutiérrez, también experto en la búsqueda y localización de herederos de masas patrimoniales que llevan tiempo sin reclamarse, viajan desde Madrid a Galicia para tratar de entregar la herencia. Tras algunos inconvenientes, consiguen los datos de José y acuden a su vivienda. En la casa familiar les recibe su madre, Genoveva, y su mujer, que no miran en un inicio con buenos ojos al equipo del programa y desconfían con la rocambolesca historia que les cuentan sobre la herencia, aunque es una realidad contrastada y disponen de toda la documentación que lo demuestra.

Pasadas unas horas, Jose llama al periodista y su compañero, que le informan de que es el heredero de una fortuna millonaria, que tras algunos gastos por los trámites legales quedaría en 320.000 euros. "¿Eso es en metálico o en terrenos?", consultó José al recibir la inesperada noticia, a la vez que hizo memoria y concluyó que podría venir "desde Cuba o Argentina" al tener familiares allí. Finalmente el gallego se muestra convencido de que lo que le cuentan es verdad y cita al equipo en su casa al día siguiente.

"Mi madre decía que erais de una secta", bromeó José a la llegada del periodista y Gutiérrez,, que le detallaron que son "genialogistas y se encargan de comprobar a quién le corresponden las herencias". "Esto solo pasa en las películas", decía la mujer de José, que estaba presente en esa reunión y miraba incrédula a las cámaras.

"Eres heredero"

Tras 24 horas para digerir la noticia y todos los detalles que el equipo de Cazaherederos le facilitaron al gallego, el afortunado acepta finalmente la herencia y firma los papeles correspondientes. "Estamos entregando una cosa que se iba a perder y seguramente se quedaría el Estado o la Corte americana", aseguró Jalis de la Serna.

Asimismo, la madre de José rememoró que Tony, el popular y millonario peluquero que se hizo se oro en Estados Unidos, "estuvo en Galicia dos veces de vacaciones hace casi 40 años". "Era muy bueno y educado, vista la herencia le debió ir muy bien en la vida", concluyó satisfecha por el "pellizco" del que ahora puede gozar su hijo.

Cultura