El Español
Cultura

"Llevamos dentro el feminismo": El libro de Nuria Prieto sobre violencia machista

La autora ya prepara el segundo volumen con "mujeres más diversas" y en charlas sobre este primer volumen se ha destapado un caso de violencia en un instituto lucense
Nuria Prieto y Nerea Armada en la presentación.
Quincemil
Nuria Prieto y Nerea Armada en la presentación.
Ofrecido por:

La Fundación Luis Seoane de A Coruña ha sido testigo esta semana de la presentación de un libro importante en la lucha contra la violencia de género en Galicia y para el empoderamiento femenino: 'Calladita no eres más bonita'. La autora es la arquitecta natural de Ponferrada pero residente en Galicia desde hace años, Nuria Prieto, que ha recopilado las duras historias de 10 mujeres que han sobrevivido a la violencia de género en su adolescencia y juventud (entre los 15 y los 30 años).

Fuente: Quincemil

Las historias reales están adaptadas a la ficción y se acompañan de consejos de sus protagonistas y se ha creado un perfil de Instagram a través del cual se ha generado poco a poco una red de mujeres que quieren relatar sus historias participar en un segundo volumen que ya está en marcha. Las mujeres participantes en estos relatos han descrito situaciones de violencia dentro de la pareja, de la familia y el entorno profesional o educativo (en el instituto o la universidad).

En la presentación, Prieto ha estado acompañada de la también arquitecta y amiga, Carmen Armada, una mujer profundamente ligada al activismo feminista desde hace varios años. Sobre la presencia del libro en las redes, Prieto apuntó que "es un complemento importante para que el mensaje llegue" y aseguró que el hecho de utilizar identidades ficticias de las protagonistas provoca que el lector "no ponga una cara, sino 1.000 a los relatos".

Solo una de las 10 protagonistas ha denunciado

Según Prieto, las mujeres que han participado contando sus historias personales como víctimas de violencia de género en 'Calladita no eres más bonita", lo han hecho "para que ninguna otra pase por lo mismo" y ha aclarado que solo una de las 10 protagonistas ha denunciado a su agresor. En este sentido, la arquitecta ha subrayado el hecho de que sufrir este tipo de violencia provoca opresión. "Te conviertes en maestra de no contar las cosas, es importante hablar", ha destacado, sobre lo que ha añadido que su obra "es su pequeño grano de arena en el activismo feminista".

A su vez, la autora se ha mostrado orgullosa de que gran parte de las entrevistadas en este primer volumen "se hayan convertido en divulgadoras" y ofrecen charlas y conferencias regularmente, aunque ha advertido que "quedan muchos negacionistas del feminismo". En este sentido, Armada, que forma parte del Movimiento Feminista Organizado, detalló que según estudios oficiales, "un 40% de los jóvenes no cree en la violencia de género", a la vez que ha advertido de que "con las nuevas generaciones se está dando marcha atrás en cuanto al feminismo y muchas mujeres no se reconocen como víctimas cuando lo son (del mito de amor romántico, celos, control de los mensajes del móvil...)".

A su vez, Prieto ha puesto en valor el hecho de que en el libro se incluyan fichas de cada historia con nombres, edades, ciudades y profesiones de las mujeres que intervienen, este último aspecto sobre todo "para comprobar la transversalidad con la que este tipo de situaciones afecta a la sociedad". De hecho en el libro los perfiles se dividen, por ejemplo, entre una frutera, una arquitecta o incluso una abogada especializada en violencia de género que la ha sufrido en su propia piel.

Segunda edición con "mujeres más diversas"

Prieto ya está en proceso de elaboración del segundo volumen del libro y tiene como meta "que participen mujeres más diversas". De momento, parte de las protagonistas confirmadas son una joven con discapacidad intelectual, otra racializada o una bióloga opositando a Guardia Civil. Uno de los perfiles que busca para incluir es el de una mujer transexual.

Para las participantes en el primer libro, Prieto contactó con asociaciones feministas y de protección de la mujer y muchas de ellas se animaron a contar lo que han sufrido "para denunciarlo públicamente aunque no lo hayan denunciado legalmente", todo ello acompañado de que se les prometió privacidad total en cuanto a sus identidades si así lo deseaban.

Uno de los casos más llamativos en el proceso de elaboración de los libros ha sido, tal y como ha contado Prieto en la presentación, el de la única mujer que ha denunciado a su agresor. En este caso, el culpable se dio a la fuga y tenía tres condenas, de las cuales una ya prescribió, por lo que la orden de alojamiento ya no es efectiva, con todo lo que eso conlleva para la mujer afectada en su vida y su día a día.

A su vez, una de las mujeres que contará u historia en el segundo volumen, ha sufrido dos violaciones y ha contado que el ginecólogo de la Seguridad Social le ha dicho que "eso era normal por la vida que llevaba". Debido a esto, la agredida se ha formado y ahora imparte educación sexual. "Todas somos vulnerables frente a estos problemas y es importante tener herramientas para detectar la luz roja que acompaña a las personas tóxicas", argumenta Prieto.

Un libro que salva vidas

Una de las muchas razones por las que Prieto está orgullosa de 'Calladita no eres más bonita' es porque en un instituto de Vilalba (Lugo) al que acudió a dar una charla sobre la obra con una de las mujeres protagonistas, consiguieron descubrir un caso de violencia, en esta ocasión entre una pareja de mujeres.

Tras la conferencia, a la mujer que aparece en el libro le empezaron a llegar mensajes de los estudiantes a sus redes sociales con dudas y preguntas, aparte de agradecimiento por su labor, pero le llamó la atención especialmente el caso de una joven que le preguntaba acerca de la "dependencia emocional". A raíz de ello, la estudiante constató que realmente estaba en una relación en la que estaba sufriendo maltrato, pero cuando se lo contó a su progenitora, ésta se negó a que fuera al psicólogo.

Debido a ello, intermedió un profesor del centro en el caso para hablar con la madre y hacerla entrar en razón para ayudar a la joven a superar el problema y afrontarlo, a la vez que Prieto se ha mostrado contenta de que "lo que está haciendo tiene un futuro", tal y como ha constatado, por suerte, en este centro educativo.

Cultura