El Español
Cultura

Belako: «Riazor es un lugar clave y una responsabilidad ser cabezas de cartel»

La joven formación vasca será uno de los principales reclamos de esta noche en la playa de Riazor
06:00 · 10/08/2019
Belako

Tras la primera tanda de conciertos en la playa de Riazor, que estuvo liderada ayer por Patti Smith, y el comienzo del Mercado da Colleita en el Paseo de los Puentes, llegará el turno de despedir las grandes actuaciones de este Festival Noroeste Estrella Galicia.

Además de The Sounds, estará sobre el escenario de Riazor la banda vasca Belako. Esta formación, con solo ocho años de historia, ya ha actuado en hecho giras internacionales y es una de las grandes apuestas de futuro de la música alternativa nacional. Tras la publicación de Render Me Numb, Trivial Violence, la banda formada por Cris, Josu, Lander y Lore está preparando ya su cuarto disco de estudio. Mientras, han seleccionado una serie de festivales en los que actuar, entre ellos el Noroeste.

Hablamos con Cris Lizarraga, cantante de Belako, que nos explica cuáles son las influencias de la banda, cómo son sus directos y qué esperan del concierto de esta noche a las 22.00 horas en Riazor.

¿Os gusta más tocar ante un público que va a veros a vosotros u os crecéis en festivales?

Hemos creado muchas veces para la gente que no nos conocía un efecto sorpresa positivo. Creo que en directo damos otra cosa, algo diferente a lo que puede ser escucharnos en disco. Siendo un festival como el Noroeste, que tiene de todo, creo que salimos favorecidas. Damos bastante caña y creo que la gente se puede sorprender.

¿Cómo es un concierto de Belako?

Llevamos 8 años con la banda y en directo tocamos temas de hace tiempo y otros nuevo. Todos se articulan muy bien en concierto. Somos muy de guitarrazo limpio y sonido sucio. Lo damos absolutamente todo y derrochamos energía.

¿Notáis que transmitís esa energía al público?

Sí. Nos retroalimentamos mucho con la energía del público. También, como nos lo pasamos súper bien, la gente lo nota y le gusta.

¿Sois más de pequeñas salas o de grandes escenarios?

Creo que necesitamos de ambos. Siempre nos hemos sentido muy bien en sala, más oscuro y cercano. Como público, también disfrutamos de estos directos. Pero, como banda, un festival que te permite tocar ante tanta gente también es un subidón brutal. Además, también permite que la gente te escuche y te descubra musicalmente.

¿Conocíais ya o habíais asistido a los conciertos del Noroeste?

No, es la primera vez que vamos, pero teníamos muchísimas ganas. En Galicia hemos tocado muchas veces y siempre que vamos nos lo pasamos súper bien. Nos gusta mucho el carácter gallego y estamos encantadas de estar ahí.

¿Existe presión por ser una de las bandas principales del festival?

Impone respeto la verdad. Riazor es un lugar clave y es una responsabilidad ser cabeza de cartel. Eso añade nervios. Pero fuera de casa nos crecemos mucho más y los nervios desaparecen. Creo que nos impone más tocar ante gente conocida.

"Somos muy de guitarrazo limpio y sonido sucio. Lo damos absolutamente todo y derrochamos energía"

Cris Lizarraga

¿Cómo se gestiona esa notoriedad dentro de la escena musical que habéis alcanzado en menos de una década?

En realidad, hacia fuera puede parecer un gran salto, pero para nosotras es una carrera de fondo. Llevamos ocho años trabajando poco a poco, ha sido algo progresivo. Nos hemos concentrado en hacer temas y tocar, primero cerca de casa y después más lejos. No ha sido de un día para otro.

Pero sí que es cierto que habéis crecido y aspiráis a tocar en lugares impensables hace años.

Sin embargo, creo que hay bandas que han dado mucho más rápido ese salto internacional. Nosotros comenzamos a tocar en la universidad y para nosotros ha sido una carrera paralela de aprendizaje en cuestiones musicales pero también en cuestiones de gestión y de vida adulta.

¿Cuáles eran vuestras influencias en aquel primer momento?

Lo que teníamos en común era que nos gustaban cosas muy diferentes. Conocí a Josu en Bellas Artes y nos hicimos amigos porque nos gustaba la misma música pero teníamos estilos muy diferentes entre sí. Nuestras influencias iban desde grupos como Yeah Yeah Yeahs, Radiohead o The Strokes, pero también música clásica, electrónica o pop. Eso nos llenó y por eso seguimos haciendo canciones juntos.

¿Cómo ha evolucionado vuestro estilo durante estos años?

Para nosotras, la evolución está en hacer las cosas desde el conocimiento. Cuando comenzamos, sin tener mucha idea, íbamos haciendo cosas, veíamos que nos gustaba y seguíamos. Después de ocho años, tocas mejor y los temas, al menos para nosotras, mejoran. Si no lo creyésemos, lo dejaríamos.

Es difícil meteros dentro de un género establecido. ¿Es algo buscado?

No es que lo buscamos, sino que a nosotros mismas nos cuesta definir lo que hacemos. Siempre buscamos cosas diferentes, queremos que las canciones sean distintas y los discos no se parezcan. Creo que es un reflejo de nuestra generación, que no se rige por un solo estilo, sino que confluyen varios.

¿Qué planes tenéis? ¿Algún nuevo trabajo?

Este año estamos haciendo menos fechas porque estamos componiendo temas nuevos para nuestro cuarto disco, que sacaremos en el 2020.

Cultura