El Español
Actualidad
|
Galicia

Zona delimitada y un máximo de 2.000 personas en las verbenas gallegas desde el 1 de julio

La mascarilla será obligatoria para todos, incluidas las personas que vayan a las atracciones, con excepción de los vocalistas y los músicos que toquen instrumentos de viento durante la actuación
Pixabay

Las verbenas vuelven a partir del 1 de julio y lo harán con un aforo máximo de una persona por cada tres metros cuadrados, según informó hoy la Xunta de Galicia. Podrá haber, como mucho, 1.000 asistentes a los eventos en espacios de 8.000 metros cuadrados o menos y un máximo de 2.000 espectadores en aquellos lugares con una superficie mayor. Las zonas donde se celebren los conciertos tendrán que estar delimitadas y contar con un punto de entrada y otro de salida.

El escenario de las orquestas y grupos tendrá que situarse a cuatro metros de distancia del público, que deberá llevar mascarilla de forma obligatoria. También los integrantes de las bandas están obligados a lleva este elemento para prevenir la transmisión del coronavirus, excepto en el caso de los vocalistas y los intérpretes de instrumentos de viento que podrán estar sin él durante la actuación.

El aforo de las atracciones se calculará de la misma forma: una persona por cada tres metros cuadrados. El máximo será de 700 participantes en las superficies inferiores a 8.000 metros cuadrados y de 1.000 en aquellos espacios que superen ese tamaño. Los encargados de las atracciones deberán garantizar que se cumple la distancia de seguridad entre las personas y, si esto no es posible, se reducirá al 50% en cada fila excepto si los que hacen uso de la atracción son de la misma familia. Al igual que en la zona donde se colocan las orquestas, será obligatorio llevar mascarilla.

"Reanudación reversible"

La Xunta de Galicia presentó hoy estas medidas para la realización de las verbenas en la comunidad, al igual que la normativa que controlará el funcionamiento de los locales de ocio nocturno. La reanudación de estas actividades se hará en dos fases, la primera de las cuales se regulará según las normas presentadas hoy y durará hasta el 31 de julio. A partir de ese momento, si la situación epidemiológica lo permite, la Xunta podría ampliar los aforos permitidos en las verbenas, aunque se mantendrían las otras medidas.

El viceprsidente del Gobierno gallego, Alfonso Rueda, aseguró que el Ejecutivo va a ser "muy exigente" con el cumplimiento de los protocolos y que vigilará que se cumplen mediante un plan especial de la Policía Autonómica, que también controlará otros aspectos vinculados con las medidas sanitarias de contención del coronavirus. Rueda apeló a la "responsabilidad individual" y recordó que la reanudación de la actividad es reversible.

Actualidad