El Español
Vivir

Vuelven los pubs de A Coruña, pero pagando entrada: la nueva realidad del ocio nocturno

Muchos locales de A Coruña regresan esta semana con bonos y entradas para garantizarse que los clientes consumen
The Brit Wave
Ofrecido por:

Esta semana vuelven a abrir muchos locales de ocio nocturno en Galicia. Lo harán con una reducción considerable del aforo y numerosas medidas marcadas por la Xunta para evitar que las discotecas se conviertan en focos de contagio de coronavirus. A lo largo de las últimas semanas diferentes empresas han ido promocionando su vuelta y han anunciado ofertas y preventa de entradas.

Se acabó aquello de entrar en la discoteca, ver el ambiente e irse sin consumir. Estas medidas, que se aplicarán al menos la noche de este viernes, buscan que los clientes hagan gasto en el interior de los locales y, de este modo, puedan hacer frente a la reducción del aforo y al gasto extra en materia de higiene y prevención. También permitirán, en el caso de los locales más populares, controlar mejor el aforo. Esta medida no solo se adoptará en A Coruña, sino que en toda Galicia hosteleros de la noche consideran necesario el pago de una entrada para la prosperidad de sus negocios.

La noche de mañana, viernes 3 de julio, la entrada a locales como The Brit Wave o Amura Café, en los Cantones, costará 15 euros y habrá cuatro horarios de acceso. Se podrá entrar de 00.30 a 1.30, de 1.30 a 2.30, de 2.30 a 3.30 y a partir de las 3.30 horas. Otro de los establecimientos icónicos de la ciudad, el Playa Club, también aplicará la misma fórmula.

En la sala Pelícano, la de mayor aforo, la situación es la misma, pero la entrada se mantendrá, como ya venía pasando antes de la pandemia, a partir del sábado. El viernes costará 15 euros con dos consumiciones o cuatro cervezas y el sábado 10 euros.

Los reservados y palcos

Por el momento no se conoce el método que emplearán los grandes locales del Orzán. A partir del sábado se podrá entrar libremente en los pubs del Puerto, salvo a los diferentes reservados, que se seguirán vendiendo a través de internet. El precio varía en función del número de personas y puede llegar a más de 200 euros.

Vivir