El Español
Actualidad
|
Galicia

Un matrimonio de Carballo, entre los 11 detenidos por el alijo de 20 kilos de heroína

El trabajo de los perros detectores de droga fue fundamental para hallar parte de la droga que se encontraba enterrada entre tierra y lodo a 1,50 metros de profundidad
Agentes durante la operación
Guardia Civil
Agentes durante la operación

La operación se ha saldado con una de la mayores aprensiones de droga de los últimos años, con 20 kilos de heroína intervenidos. En la operación antidroga Fireball/Kazino llevada a cabo de manera conjunta entre la Guardia Civil y la Policía se ha saldado, hasta el momento, con once detenidos, entre los que se encuentra un matrimonio de Carballo (A Coruña) y un albanés residente en A Illa de Arousa (Pontevedra).

La subdelegada del Gobierno en A Coruña, Pilar López-Rioboo, junto con el jefe superior accidental de Policía de Galicia, José Luis Balseiro; y el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, Francisco Jambrina, ha informado de esta operación antidroga en la que se han realizado detenciones en localidades de Galicia y Madrid.

En total han sido realizados 4 registros en domicilios de Illa, Vigo, Carballo y Madrid así como una nave industrial en Humanes (Madrid). Han sido incautados 20 kilos de heroína, 40.000 Euros en efectivo, 11 vehículos, 1 escopeta y 1 arma simulada, maquinaria de envasar al vacío y numerosos teléfonos y ordenadores.

La Operación comenzó a mediados del mes de enero de 2019, cuando se
tuvo constancia de un significativo repunte de la venta de sustancias
estupefacientes en la localidad coruñesa de Carballo. La Guardia Civil de A
Coruña, centró su investigación en Goians, controlando un domicilio donde
residía una pareja ambos con numerosos antecedentes por tráfico de
drogas.

Tras mantener un control exhaustivo sobre este domicilio los agentes
detectaron varias visitas realizadas, con numerosas medidas de seguridad
por parte de un individuo de nacionalidad albanesa, residente en A Illa de Arousa, se pudo detectar la estrecha vinculación con otro individuo
igualmente con antecedentes por tráfico de drogas, que efectuaba
numerosos desplazamientos a Madrid.

Una banda organizada

Tras detectar similitudes con una operación llevada a cabo por la Policía, ambas fuerzas de seguridad se coordinaron en esta operación que dio con esta organización que contaba con un líder, de origen albanés, que era el
encargado de establecer los contactos con los distintos compradores en la
Comunidad gallega, así como de llevar a cabo las correspondientes
negociaciones.

Esta organización criminal contaba con un taller clandestino ubicado en
el polígono madrileño de Humanes
donde los vehículos usados para la
comisión de los delitos pasaban varios meses en el interior de esta nave
donde eran transformados instalado en su carrocería e interior de los
mismo sofisticados habitáculos de gran tamaño, recubiertos de plomo e
imposibles de detectar, ante un eventual control policial donde esconder la
droga.

Cuando estos vehículos estaban preparados para realizar el transporte,
eran rematriculados con placas de Rumanía y entregados a las personas
que se encargaban de efectuar largos desplazamientos a bordo de los
mismos hasta diversos países de Europa, principalmente los Países Bajos
en donde eran cargados y regresaban nuevamente a España, según informa la Guardia Civil.

Heroína enterrada

En Galicia ocultaban las partidas de heroína proveniente de Madrid, en
zonas boscosas de difícil acceso, enterradas en diversos puntos para
dificultar así su hallazgo.

El pasado enero los agentes encargados de la investigación detectaron
uno de los coches preparados en la nave de Madrid regresaba a España
procedente de Holanda iniciando su seguimiento hasta la ciudad
pontevedresa de Vigo donde fue interceptado, hallando en el mismo ocultos
en un habitáculo de gran tamaño en los bajos del vehículo, 10,5 kilogramos
de heroína.

En el registro efectuado en la vivienda unifamiliar de Carballo se hallaron
numerosas dosis de heroína y cocaína listas para su venta, 35.000 euros,
una escopeta de repetición municionada y con el cañón recortado y un
arma corta simulada.

En la finca exterior de la casa, los perros detectores de drogas de ambos
Cuerpos localizaron un lugar concreto en el que podría haberse escondido
droga. Tras excavar e él los agentes localizaron a una profundidad de 1,50
metros una bolsa de gran tamaño
que contenía en su interior
perfectamente impermeabilizados más de 9,5 kilogramos de heroína
empaquetados de la misma manera que los incautados días antes en el
interior del vehículo en Vigo.

La operación, según ha indicado el jefe de la Comandancia de la Guardia Civil de A Coruña, "no está cerrada" y se esperan más detenciones en marco de esta operación antidroga.

Actualidad