El Español
Actualidad
|
A Coruña

Un local de la calle Torreiro (A Coruña) critica en su fachada la situación de la hostelería

Los responsables del bar Tower han utilizado la parte exterior del local a modo de protesta pública por la situación del sector, uno de los más afectados por la pandemia y que recientemente se ha reactivado en Galicia tras un parón de semanas
Cartel de protesta en el Bar Tower de A Coruña.
Quincemil
Cartel de protesta en el Bar Tower de A Coruña.
Ofrecido por:

La hostelería en Galicia comenzó su desescalada el pasado viernes, 26 de febrero, y concretamente en A Coruña de momento solo esta permitida la apertura de terrazas con un aforo del 50% hasta las 18:00 horas. Estas medidas no han agradado por igual a todos los profesionales del sector de la ciudad y prueba de ello son protestas públicas como la que recientemente han colocado los responsables del Bar Tower de la calle Torreiro en su cristalera en protesta por la situación actual de los hosteleros, uno de los sectores más afectados por la pandemia.

"Mandar bien es imposible, mandar regular muy complicado, mandar a los hosteleros a la ruina impórtalles un carallo. Hay muchas más posibilidades de que te toque el Euromillón que de encontrar un político honrado". Estas son las palabras que se puede leer en uno de los carteles, de gran tamaño y en color negro y rojo, que van acompañadas de una imagen caricaturizada del presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo.

En otras de las pancartas del establecimiento coruñés, se muestra una lista de preguntas de los hosteleros sobre la realidad actual del sector y algunas de ellas son: "¿Por qué está abierta la hostelería en Madrid cuando la incidencia del coronavirus es mucho mayor que en Galicia? ¿Quién tiene la razón, Ayuso o Feijóo?", "313 diputados cobran 14 pagas de 2.000 euros como gastos extraordinarios (aparte de sueldos, dietas...) cuando no tienen esos gastos ni tributan por ellos" o "Los derechos se toman, no se piden, se arrancan no se mendigan".

Además, en estos mensajes también se afirma que "los políticos tienen todos los servicios a su alcance porque dicen ser personas imprescindibles", a lo que los profesionales de la hostelería rebaten con la siguiente cuestión: "Los camioneros, albañiles y trabajadores en general qué servicios les corresponden, levar la comida en el tupper, el café en el termo y un wc móvil o son prescindibles?". Un tercer cartel bajo el título "Preguntitas a Dios", muestra cuestiones que los hosteleros critican como: "Los abuelos murieron en el geriátrico sin ayuda ni protección mientras los políticos y el obispo se saltaban la lista de vacunación" o "Vacunas no hay, pero para Andorra mandan 30.000 y aquí condolencias por ver a la gente morir".

La lista la completan críticas como: "Necesitamos dos o tres Amancio Ortega y varias decenas de miles de políticos y enchufados menos" y "Señor, usted predica que premia a los buenos y castiga a los malos, pero lleva mucho tiempo con un lapsus". Asimismo, no es la primera ocasión que los responsables de establecimientos de Galicia utilizan las fachadas de sus propios locales como un medio de protesta, ya que esta misma estrategia la llevó a cabo en Sigüeiro (A Coruña), concretamente en el bar Vda. de Nouche.

En este caso el mensaje era: "Se alquila solo a profesionales de hostelería, pandemias y horarios reducidos (tipo Concello, Diputación, Xunta o Gobierno central). Abstenerse gente inexperta como hosteleros, camareros...", disponible en gallego y castellano (indicados con sus respectivas banderas a modo de fondo). Además, los responsables del local criticaban en el panel que "impuestos y basura se pagan aparte, promesas muchas y más, ayudas 0.00%". Una protesta que terminó viralizándose rápidamente en las redes sociales y mostró públicamente como muchos hosteleros denuncian estar "al límite", mientras una gran parte desgraciadamente han echado el cierre a sus negocios.

Actualidad