El Español
Actualidad
|
Galicia

Un colegio de Pontevedra, primer centro gallego que cierra por un brote de coronavirus

El colegio Calasancio suspende desde hoy sus clases tras detectarse nueve casos positivos entre su personal
Istock

Apenas dos días después del inicio escolar para el alumnado de Educación Infantil y Primaria, un colegio de Pontevedra se ha visto obligado a cerrar desde este lunes tras detectarse un brote entre su personal. En total, por el momento, ya hay nueve positivos.

El centro en cuestión es el Colegio Plurilingüe Calasancio, ubicado en el centro de la ciudad del Lérez. A última hora de ayer, domingo, cuando en un primer escueto comunicado el centro escolar informaba de que tras estar en contacto con la Jefatura Territorial de Educación, se llegó al "acuerdo de la suspensión de clases hasta nuevo aviso". 

Poco tiempo después, el colegio informaba en detalles de la situación por la que estaba atravesando y que le obligaba a cerrar sus puertas apenas unas horas después del inicio del curso 2020-2021. Las familias ya fueron informadas de la situación en la jornada del sábado.

Según señala el centro en el comunicado, el 8 de septiembre se le realizó a todo el personal docente la prueba serológica tal como indica la Consellería y "el resultado fue negativo en todos los casos".

Nueve casos positivos

Sin embargo, dos miembros del cuerpo docente de un curso en concreto, tras presentar síntomas compatibles con el COVID-19, se sometieron a la pruebas PCR, dando uno de ellos resultado positivo.

Este primer positivo puso en cuarentena a los miembros del equipo directivo, cuyas PCR arrojaron resultado negativos. Pero, el fin de semana, como medida de seguridad, le realizaron la prueba a todo el personal del centro (docentes, personal de limpieza, administración, secretaria y comedor), y ahí fue cuando detectaron 8 positivos.

Entre los casos, habría un docente acudió a las aulas tanto el jueves como el viernes, por lo que habría estado en contacto con los alumnos. Ese mismo día, tras conocer el contagio, el centro informó a las familias de los alumnos implicados.

Una vez conocidos los nueve positivos entre su personal, el centro entregó toda la información precisa para realizar el rastreo por parte de las autoridades sanitarias. Ahora, tras detectarse un brote en sus instalaciones, el centro ha cerrado sus puertas y, en aplicación del protocolo, desde hoy continuará "a través de medios digitales la actividad docente", según informa en un último comunicado.

Actualidad