El Español
Actualidad
|
Galicia

Sin denuncias en Galicia por sumisión química: "Debemos enviar un mensaje de tranquilidad"

La alarma social generada por el 'método del pinchazo' pone en jaque a las jóvenes gallegas, ante lo que las autoridades tratan de tranquilizar: "no hemos visto agresiones sexuales ni robos con sumisión química, tenemos que evitar la alarma"

La Guardia Civil y el servicio de Urgencias del Hospital do Salnés coinciden este viernes en enviar un mensaje de tranquilidad a las jóvenes gallegas: "no ha habido pinchazos con la intención de agredir sexualmente a nadie en Galicia". Si bien no niegan que pudiesen producirse este tipo de conductas en fiestas y en el entorno del ocio nocturno, ambos organismos aseguran que no se han detectado agresiones sexuales en los últimos días, como tampoco se han confirmado casos de sumisión química en ninguno de los hospitales a los que han acudido las jóvenes que referían 'pinchazos'.

Desde el puesto de la Guardia Civil de Pontevedra hablan de "una especie de psicosis agravada por la sobreinformación en prensa y en redes sociales". Añaden que, aunque no se han visto agresiones sexuales, no se descarta "que haya algún gracioso" que pinchase con una aguja o un alfiler a varias jóvenes la pasada noche en Cambados, un rumor que comentan ya muchos de los asistentes a la Fiesta del Albariño.

Aseguran que sí se tiene constancia de dos casos, uno en Nigrán y otro en Cambados, este último en una menor de edad: "ambas acudieron a urgencias refiriendo haber sentido un pinchazo tras el que se encontraron mal", explica la Guardia Civil. "Se les hicieron analíticas y ambas dieron negativo y tampoco fueron agredidas sexualmente ni les robaron, por lo que no parece que hubieran sido casos de sumisión química, que suelen tener un objetivo claro".

El servicio de Urgencias del Hospital do Salnés fue quien atendió anoche a tres jóvenes que aseguraban haber sufrido un 'pinchazo', por lo que acudieron inmediatamente. "De las tres asistencias, dos se debían a crisis de ansiedad y una sí refirió un pinchazo pero dio negativo en los análisis", explican a este medio desde el Sergas, ratificando la versión de la Guardia Civil.

Por esto, tanto los sanitarios como las fuerzas de seguridad coinciden en la importancia de transmitir "un mensaje de tranquilidad a la población", que se reafirma con el refuerzo estival de patrullas de Policía Nacional y Guardia Civil en todas las fiestas. "Se está creando una alarma social grave", dicen desde el puesto de Pontevedra, "y es importante que se sepa que no hemos confirmado ningún caso de 'pinchazo' y que no parece que esté habiendo agresiones sexuales ni robos con el método de la sumisión química: debemos tratar de evitar la alarma".

Actualidad