El Español
Economía
|
Talento 15000

"Si estudias arquitectura tienes que venir a Ferrol": Carmen Romero, estudiante en CESUGA

Romero acaba de hacerse con un galardón por su propuesta 'El mar confidente' que será materializada y colocada en el hall de su facultad
La alumna posa junto a su proyecto.
Cedida
La alumna posa junto a su proyecto.
Ofrecido por:

Carmen Romero Vizoso estudia tercer curso de Arquitectura en CESUGA y hace unos días recibía la noticia de que uno de sus diseños sería ejecutado, tras ganar un certamen, promovido por su universidad y la empresa lusa 'Materfut', con su propuesta 'El Mar confidente'.

La ferrolana, que tiene las ideas muy claras, no olvida sus orígenes e inspirándose en el mar, al que le tiene "especial aprecio", ideó esta pieza versátil que ha conseguido cautivar al jurado.

Prototipo 'Mar Confidente'. Foto: Carmen Romero.

El corian, material sintético y muy maleable, era la base a emplear para la realización de un proyecto que la joven Romero planteó no como revestimiento, como la mayoría de sus compañeros, sino como una pieza con formas curvas que, desde el primer momento, gozó de la aprobación de su profesora.

Expositor, asiento, escultura, la versatilidad de 'El mar confidente' permite, explica Carmen, "darle distintos usos" y este abanico de posibilidades, sumado a que su propuesta requería de "menor cantidad de material", declinaron la balanza a su favor. Algo que Carmen valora enormemente porque "siempre tiendes a compararte con tus compañeros" y que se reconozca tu trabajo siempre es muy positivo.

Sin perder de vista los orígenes

Para Carmen, que llegó a esta rama profesional por consejo de una conocida, su ciudad es una gran desconocida con grandes posibilidades para los estudiantes de arquitectura. Romero considera que, con respecto a Ferrol, se juzga más el ambiente que lo que es el patrimonio arquitectónico en sí mismo.

"Sobre todo si estudias arquitectura tienes que venir", expresa esta estudiante ferrolana, en referencia al trazado de la ilustración del barrio de A Magdalena, las galerías modernistas de los edificios de Ucha o la zona del muelle de Curuxeiras que le "parece preciosa".

Para Carmen, el problema de Ferrol radica en los estereotipos y el hecho de que la gente hable desde el desconocimiento, sin venir a conocerla. Lo que tiene claro es que "si vinieran, cambiarían de opinión", porque la futura arquitecta es consciente del enorme patrimonio que tenemos en Ferrol.

El cuidado y la conservación de los edificios históricos es una tarea pendiente para la ciudad departamental, porque Carmen, que pone de ejemplo la zona de la Marina coruñesa, explica, "da gusto ver las zonas antiguas de las ciudades cuidadas".

Ver mundo sin perder el vínculo

A Carmen le apasionaba la fotografía, el arte y, por recomendación, encontró una titulación con el equilibrio necesario entre "la parte técnica y la dimensión más creativa" que ha conseguido estimularla plenamente.

La ferrolana está deseando ver materializada la pieza de 'El mar confidente' que será el culmen a todo el trabajo y esfuerzo que ha dedicado a este proyecto. Un reconocimiento que le da fuerzas para afrontar un panorama laboral incierto, en el que le encantaría "ver mundo".

"A todos los gallegos nos pasa un poco que tenemos el complejo de emigrante", explica Romero. "Me gustaría salir de España y de Galicia", pero no como algo definitivo porque me "gusta el sitio en el que crecí" y sentencia: "le tengo un cariño especial".

Además, reflexiona Romero "ya que nos formamos aquí, es necesario impulsar la economía, el trabajo de la zona". Todavía le queda a Carmen un año por delante para decidir cómo enfocar su futuro profesional, pero esta joven ferrolana tiene claro el enorme potencial de su zona y la necesidad de mantener el vínculo con sus orígenes.

Los lazos con una ciudad bañada por las olas que ha inspirado 'El mar confidente" que será, seguro, la primera de las alegrías que nos brinde, esta joven promesa de la arquitectura con ADN 100% ferrolano.

Economía