El Español
Cultura

Sentido adiós a Nonito Pereira, el primer DJ de A Coruña y "puro amor por la música"

Creó a toda una generación de melómanos y A Coruña llora la pérdida de un entusiasta por contagiar la pasión por la música: periodista musical, productor, DJ y pionero, su ciudad lo echará de menos
20:20 · 27/11/2019
50 años de música

A Nonito lo describen como un "loco por la música", un pionero en abrir camino y en "comunicar la música con libertad". Desde la Radio Juventud, la Voz de Galicia y sobre todo, ese espacio que hizo suyo, "La Radio Feliz", su entusiasmo por el rock, el jazz y la música gallega fue el trampolín para toda una generación musical.

Con un don de gentes arrollador, no perdió ni un minuto durante sus estudios en Madrid. Desde que se matriculó en la facultad de Periodismo, el tenía claro que no quería saber nada de los periódicos, que lo que le gustaba era la radio. En sus años como universitario en la capital tomó nota del surgimiento del fenómeno DJ y entabló amistad con todos los que compartían el amor por la música con los que se tropezaba.

Nonito Pereira acumuló muchas "primeras veces", "siempre estaba por delante". Fue el primero en traer una Juke Box a A Coruña. El fue también el que peleó por que existiera un sindicato propio para los DJs. "Era un tiempo en que no existían los disc-jockey, no existía la profesión, no había casi discotecas y cuando te contrataban te ponían como camarero", nos cuenta Quique Loureda. Se crió con el y decía ayer muy emocionado con la pérdida de su gran amigo: "Se me acaba de ir una parte de mi vida".

"Yo tenía 14 años cuando empecé a pinchar en el Playa con él. El tenía un amor a la música y la transmitía con un cariño y unas ganas contagiosas". Creó a toda una generación de melómanos. A Nonito lo contrataron en 1964 para pinchar cuando el Playa era un restaurante. "De aquellas era completamente diferente a cómo lo entendemos ahora, él fue el primero en pinchar y lo hizo con total libertad, con voluntad de compartir".

Organizaba actuaciones en directo en el Playa, impulsando a grupos como Romaní, el dúo Keltia (en el que estaba Gayoso, el presentador de Luar) o NHU, acrónimo de Una Hermosa Noche al revés, uno de los primeros grupos de rock en utilizar el gallego en sus canciones.

El origen del Noroeste, rememora Quique, tal y como lo concibió Nonito, era el de promover la música entre los jóvenes gallegos. "El premio era grabar un disco, y todos los grupos ensayaban como locos para ganar". Ese era el espíritu que impregnaba lo que Nonito hacía, plantar la semilla de la música en los jóvenes: "Él lo hacía todo por la música, y quería ofrecérsela a los demás. Nos colaba por la cocina del Playa para que pudiésemos ir a escuchar música", confiesa Quique.

También recordaba ayer Quique los tiempos de La Radio Feliz, en antena ocho años. Inspirados en Radio3 y en formatos estadounidenses, usaban el espectro asignado de la FM para pinchar discos uno detrás de otro. Allí llegó un tal Loquillo, que por entonces cumplía servicio militar en Ferrol, pidiendo que su disco sonase en la radio. Nonito accedió y ayer se lo agradecía con estas palabras: "Nonito es providencial en mi vida, en mi todo".

Una personalidad entusiasta, lleno siempre de proyectos, bailarín y alegre como lo recuerdan sus amigos que hoy acompañaban a su mujer, a sus hijos y a sus nietos en la tarde de su incineración. Mañana tendrá lugar el funeral en la Iglesia de los Jesuitas. Inculcó el amor por la música a muchos coruñeses y seguramente uno de los mejores homenajes en estos días sea una de esas canciones que tanto le conmovían, algo de Elvis, o de Frank Sinatra.

Cultura