El Español
Vivir

Senderismo en A Coruña: 6 rutas con sombra para huir del calor en verano

Comienza la temporada de verano con altas temperaturas y un sol intenso que obligan a buscar alternativas de ocio huyendo del calor del astro rey.
Fragas do Eume  (Foto: turismo.gal)
Fragas do Eume (Foto: turismo.gal)
Ofrecido por:

Los amantes del senderismo encontrarán una buena opción en estas rutas que proponemos cuya principal característica es que transcurren, en su mayor parte, a la sombra, por lo que son ideales para recorrer en verano, cuando las temperaturas suben y el calor aprieta. Se encuentran en las cercanías de la ciudad de A Coruña, son de fácil acceso y pequeño recorrido, ideales para realizar en familia o con tu perro y muchas de ellas pueden hacerse en bicicleta.

1. Paseo fluvial do río Mero, Cambre

Paseo fluvial río Mero (Foto: cambre.es)

Es esta una ruta extensa si se quiere completar en su totalidad, que ofrece de todo al senderista: molinos, antiguas “telleiras” (fábricas de cerámica), un puente medieval y una gran diversidad de flora y fauna. Propuesta por el Ministerio de Medio Ambiente, se prolonga desde el embalse de Cecebre hasta su desembocadura en la Ría de O Burgo, en la parroquia de Santa María de O Temple. 

Para recorrer las zonas de sombra es recomendable comenzar el Paseo fluvial do río Mero junto al Muiño de Peirao en Cecebre (haz click para ver la ubicación), a 20 minutos en coche desde la ciudad de A Coruña, y tomar el sendero de enfrente que nos permitirá recorrer al menos unos 2,5 kilómetros de sombra en dirección al Ponte de Cela, al amparo de una frondosa vegetación de ribera, siempre a orillas del río y con algunas playas fluviales. Una de ellas se puede disfrutar haciendo la senda en dirección contraria, también bajo las copas de los árboles y al fresco del río. 

La senda se puede recorrer en bicicleta y de hecho es uno de los tramos más frecuentados por los ciclistas coruñeses por lo que conviene prestar atención en este punto. 

2. Ruta Molinos de Costa da Égoa, Carral

Molinos Costa da Égoa (Foto: turismo.gal)

Una ruta muy sencilla que también transcurre a la vera del río y que está salpicada de molinos de agua que antaño servían para moler el grano en una zona donde el pan es casi una seña de identidad. La ruta PR-G 101 Roteiro Mariñán Costa da Égoa se encuentra en Carral y se alarga durante 12,5 kilómetros, que pueden acortarse a sólo cinco si escogemos ver la zona de los Muiños do Batán.

Para iniciar el recorrido nos situaremos en el Eco Museo Costa da Égoa y desde allí iremos contemplando hasta 14 molinos, unos en mejor estado de conservación que otros, en tramo circular bajo los árboles de ribera, que dan sombra a la totalidad del trayecto, haciendo de este sendero un paseo muy agradable. 

3. Paseo fluvial do río Xubia, Ferrol

Paseo fluvial río Xubia (Foto: Shutterstock)

Comenzaremos este paseo junto al Mesón A Granxa, en San Sadurniño, comarca de Ferrol, que nos ocupará poco más de hora y media de tiempo en un recorrido de 3,2 kilómetros. Incluido dentro de la Red Natura 2000 como Zona de Especial Conservación, el Paseo fluvial do río Xubia permite caminar a la sombra de un bosque de ribera formado por sauces, abedules o fresnos, entre otros

Además de esta vegetación autóctona podemos disfrutar de la presencia de un cuidado jardín botánico conocido como Arboreto Galego da Cortiña, con un par de llamativas esculturas de temática infantil en madera, y también de varias zonas aptas para el baño. 

Aunque parte del trayecto es al descubierto, encontraremos áreas por pasarelas de madera bastante protegidas de los rayos del sol y una zona de merendero a la sombra donde reponer fuerzas. 

4. Ruta do Río dos Dous Nomes, Coirós

Sendeiro Río dos Dous nomes (Foto: turismo.gal)

Otra ruta que transcurre junto al río entre el rumor del agua y la presencia de molinos, un conjunto etnográfico constante en este tipo de senderos fluviales. La PR-G Ruta do Río dos Dous Nomes se halla en Coirós y tiene unos 2,9 kilómetros de largo, que duplicaremos si hacemos el lógico recorrido de ida y vuelta. 

En este paseo disfrutaremos de varios molinos de agua y de algunos de los tramos más bonitos del río Vexo, una antigua herrería, un embalse y un bello bosque de ribera que nos lleva hasta el noveno y último molino y que hace de su tramo final uno de los más agradables del sendero. 

5. Ruta del Refuxio de Verdes, Coristanco

 Refuxio de Verdes (Foto: Concello de Coristanco)

A unos 40 km de la ciudad de A Coruña se encuentra el interesante enclave natural del Refuxio de Verdes, que pertenece al Concello de Coristanco. Es un bosque autóctono de ribera, a ambos lados del río Anllóns , incluido en la Red Natura y declarado Lugar de Importancia Comunitaria. 

Al inicio del recorrido se encuentran los primeros molinos y juntos a ellos un área recreativa con merendero y un espacio para el descanso. No te quedes aquí y sigue caminando, porque te espera un ruta tan larga como quieras prolongarla. Para hacerla al completo hasta Ponteceso hay que caminar 14 km, pero es posible hacer tramos más cortos y verás más o menos lo mismo: un paisaje precioso junto al río, un frondoso bosque de ribera que permite caminar a la sombra y sin los agobios del sol veraniego, acompañado de numerosos saltos de agua tan característicos de estas bonitas rutas fluviales. 

6. Camiño dos Encomendeiros, Fragas do Eume

Paisajes en el Camiño dos Encomendeiros (Foto: turismo.gal)

Las Fragas do Eume se encuentran muy próximas a Pontedeume, una localidad a medio camino entre A Coruña y Ferrol que destaca por su bello casco histórico lleno de referencias a las familias señoriales que antaño la habitaron. Desde esta población hay un desvío que en pocos minutos nos acercará a las Fragas, un mágico bosque frondoso donde la vegetación y el agua son los auténticos protagonistas. 

Las Fragas do Eume son uno de los espacios naturales protegidos más importantes de Galicia, con sus más de 9.000 hectáreas a la ribera del río Eume. Tal es su importancia que sus fragas están consideradas como uno de los mejores ejemplos de bosque atlántico de toda Europa. 

Hay varias rutas recomendadas para hacer en el parque, pero entre ellas destaca el muy popular Camiño dos Encomendeiros, que se extiende a lo largo de unos 8 sombreados y frescos kilómetros a orillas del río y cruza un par de pintorescos puentes colgantes antes de llegar a una de las joyas de la corona de las fragas: el Monasterio de Caaveiro

Emma Sexto

https://unmundoinfinito.com/

Vivir