El Español
Actualidad
|
Provincia de A Coruña

Sara Escudero recorre "El Canino de Santiago": "No haría el Camino sin perro"

La actriz y cómica acaba de publicar "El Canino de Santiago", un libro en el que cuenta cómo fue recorrer la vida y el Camino de Santiago junto a "su alter ego de cuatro patas", Nala, que "voló el 13 de agosto de 2020"
Sara Escudero presentando "El Canino de Santiago" en Follas Novas.
Quincemil
Sara Escudero presentando "El Canino de Santiago" en Follas Novas.

La actriz y cómica Sara Escudero (Arenas de San Pedro, Ávila, 1981) siempre ha sido una enamorada de los perros. Sin embargo, ese amor dio un paso más en 2007, cuando empezó a compartir su vida con Nala, una golden retriever que se convirtió en "su alter ego de cuatro patas".

Durante años la acompañó a todas partes y en 2016 emprendieron la aventura de recorrer el Camino de Santiago juntas. "Hay gente que no lo entiende y dice 'lo hice sola', pero es porque no saben lo que es sentir esa unión absoluta con un alma", explica Escudero en una entrevista concedida a Quincemil.

Sara Escudero junto a Nala.

Nala, que en suahili significa "regalo de la vida", se fue un 13 de agosto de 2020, aunque ella y Sara siguen "siempre juntas". Días después volvió a recorrer el Camino junto a su marido, Saúl, y su otra perra, Zuri, guardando parte de las cenizas en lugares que habían visitado o árboles donde se habían echado una siesta juntas.

Entonces, como un homenaje a su "alma gemela", Escudero escribió "El Canino de Santiago", un libro a dos voces: Nala cuenta en primera persona su experiencia en el Camino de Santiago, mientras que la autora cuenta las etapas del camino de la vida junto a ella.

"El libro me dio pie a compartir con libertad emocional absoluta lo que Nala era para mí: mucha gente se va a sentir aliviada, identificada, va a poder llorar, va a poder soltar, va a poder entender cosas y encima se va a estar riendo", asegura Escudero.

Así, "El Canino de Santiago", editado por Funreaders y con prólogo del presentador Roberto Leal, es "una doble historia: la historia de un camino y una historia de vida juntitas, con amor y humor".

Origen

Sara Escudero junto a Nala.

La idea para el libro, con Nala tomando la palabra para contar su experiencia, nació en 2016: un día, antes de comenzar un etapa, Sara se estaba retrasando y veía cómo su compañera la animaba a empezar de una vez. Ahí decidió expresar "lo que el animal siente cuando va contigo".

"Mientras tú haces un Camino ellos hacen siete: no paran y están en otra liga, con todos los olores y la gente que descubren; así me vino la tontuna del juego de palabras, pero por falta de tiempo no pude escribir nada", prosigue.

Aunque mucha gente le preguntó entonces "cómo se le ocurría hacer el camino con su perra", Escudero no se plantearía hacerlo sin ella. "No había otra opción, vivíamos juntas, éramos un pack y lo seguiremos siendo siempre", sentencia.

El Camino de Santiago junto a Nala también fue útil para "regalarle tiempo", ya que en su profesión "no te sientes dueña de tu agenda, de tu tiempo ni tu día a día".

Sara Escudero en un firma de libros en Follas Novas.

"Después de ese Camino con Nala tomé decisiones que no me atrevía a tomar: dos días después de terminar llamé a mi representante y le dije que hasta aquí y que dejaba lo que ya tenía que haber dejado", explica Escudero, quien por aquel entonces todavía estaba en "Zapeando".

La presencia de Nala también fue fundamental para su interacción: más allá de que la reconociesen por su trabajo en televisión, siempre que se cruzaba con alguien "era automático: la miraban y sonreían y ella miraba, sonreía y se acercaba a ellos".

"Hacer el Camino te muestra qué es lo básico: levantarte con el objetivo de llegar a un sitio, comer, dormir, reír, descansar, intentar entenderte con un chino que no conoces de nada... eso es lo que se nos olvida en el día a día y lo que para mí es la magia del Camino", continúa.

El Camino con perro

Después de aquel primer Camino de Santiago en 2016, Escudero y Nala repitieron la experiencia junto a Saúl y Zuri en dos ocasiones más. En 2020 hubo un cuarta, ya sin Nala.

"Las cuatro veces tuve que hacer el Camino Francés: me apetecía mucho probar el Camino del Norte, pero casi no hay alojamientos donde te dejen entrar con perros", lamenta.

Más allá de esta problemática, Escudero entiende que la comida no es un inconveniente, ya que "es Galicia y si pides un trozo de pan te dan un cocido".

Otro factor fundamental es la comodidad del animal: debe estar acostumbrado a hacer ejercicio o el Camino puede ser demasiado. "Al terminar la etapa les viene muy bien un masaje en las almohadillas para relajar los músculos, al final mientras tú haces 25 kilómetros ellos hacen 60", apunta.

El libro

Tras años sin encontrar el momento para lanzarse a escribir "El Canino de Santiago", después de que "Nalita se fuese al cielo" Escudero sintió "la necesidad de hacerlo", aunque con ese paralelismo de contar también "el camino de la vida con tu perro".

"El libro lo empecé en octubre de 2020 y lo acabé el 2 de enero: era mi proyecto más personal y quería dedicarle el tiempo que necesitaba", relata la autora del libro, que ha visto la luz este 11 de octubre con ilustraciones de Pedro Fernández.

Y es que cada uno de los siete capítulos -o etapas- de "El Canino de Santiago" está divido en dos partes con tipografías y estilos diferentes: el recorrido de Escudero por su vida con Nala con fotografías y el recorrido de Nala por el Camino, todo ello con ilustraciones.

"Las partes de Nala tienen ese punto de 'vamos, siguiente etapa' de forma incansable e insaciable, la actitud que tiene un perro ante la vida de que cada día es un día más y es un día para vivirlo a tope", relata Escudero.

Su parte, mientras tanto, es la de "un día más estoy a tope contigo, van pasando los años y quiero compartir lo que es vivir al cien por cien con tu alter ego de cuatro patas".

"Es un viaje en positivo que me costó mucho escribir, porque te remueve todo: está hecho a corazón abierto, por eso ese subtítulo de 'dos vidas, un camino'", explica.

A lo largo de la obra también se incluyen códigos QR para visitar la página de la Asociación Protectora de Animais do Camiño (Apaca), dedicada a ayudar a perros abandonados o perdidos a lo largo del Camino de Santiago, y de Iberanimal, una entidad que agrupa a 1.500 protectoras de toda España.

"El Canino de Santiago" se presenta este viernes en Santiago en la librería Follas Novas y en el Museo das Peregrinacións, mientras que este sábado visitará la sede de Apaca en Teo.

"Espero que el libro tenga una larga vida: quiero que el mundo cambie un poco su perspectiva hacia los animales y hacia la vida, doy mi palabra, por Nala", finaliza Escudero, quien anima a compartir la vida y los viajes con perros. "Todo es mejor con ellos siempre", concluye.

Actualidad