El Español
Actualidad
|
Galicia

Santiago estrena radares pedagógicos que dan las gracias a conductores que siguen las normas

Estos innovadores aparatos, ubicados en zonas conflictivas como las inmediaciones de colegios o accesos a las ciudades, funcionan por medio de placas solares y pequeños sistemas que facilitan su movilidad en caso de que se quiera modificar su ubicación
El radar agradece a un conductor que respete la velocidad.
Quincemil
El radar agradece a un conductor que respete la velocidad.

Santiago de Compostela se reinventa para controlar el tráfico en las zonas más conflictivas de la capital gallega con la instalación hace unos días de siete radares denominados pedagógicos que dan las gracias a los conductores que respetan los límites de velocidad. Según ha adelantado Antena 3 funcionan por medio de placas solares y pequeños sistemas que facilitan su movilidad en caso de que se quiera modificar su ubicación.

Estos aparatos indican a la velocidad a la que pasa el coche por ese punto concreto y un rótulo en rojo alerta a un conductor de que ha rebasado el límite, a lo que sigue un símbolo de precaución y la palabra "perigo" (peligro en gallego). Están ubicados en zonas con alta concentración de accidentes o donde se deben extremar precauciones, como aquellas cercanas a colegios o en los accesos a la ciudad donde muchos conductores solían sobrepasar la velocidad permitida.

Estos innovadores radares ya estaban presentes en otras ciudades de la geografía española y desde el ayuntamiento de Santiago destacan "que el sistema es efectivo porque la mayor parte de los conductores cumplen sin tener que multar". Asimismo, este sistema es útil para detectar la velocidad media de la carretera donde están ubicados los radares, los coches que pasan en una frecuencia determinada de tiempo o los momentos en los que se concentra más tráfico.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad