El Español
Actualidad
|
Galicia

Sanidade prevé ajustes en el ocio nocturno, pero mantiene su apertura el 1 de julio

García Comesaña ha confirmado que el balance general de funcionamiento de las pautas de entradas y salidas, así como las normas de distancia y mascarilla, es "positivo"
Pixabay

SANTIAGO DE COMPOSTELA, 13 Jun. (EUROPA PRESS) -

El conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña, ha destacado el buen funcionamiento de las pruebas piloto realizadas este sábado en seis locales repartidos por toda Galicia, por lo que, salvo "ajustes" a realizar en el protocolo, la Xunta mantiene su intención de abrir este tipo de negocios el 1 de julio. Así lo ha expresado el conselleiro en declaraciones a los medios este mediodía durante su participación en la Festa da Rosa de Mos (Pontevedra), configurada como un homenaje a los colectivos imprescindibles y afectados por la covid.

Preguntado al respecto de las pruebas piloto, García Comesaña ha confirmado que el balance general de funcionamiento de las pautas de entradas y salidas, así como las normas de distancia y mascarilla, es "positivo". La única excepción, ha matizado, ha sido algún problema de carácter "técnico" con algún medidor de dióxido de carbono (CO2). "Todo funcionó de modo muy normal", ha recalcado, al tiempo que ha insistido en el "buen comportamiento" tanto de los asistentes como de los responsables de los locales en estas pruebas.

En este contexto, el conselleiro de Sanidade ha confirmado que la idea de la Xunta es "que el día 1 de julio los locales puedan abrir" con los protocolos. Para ello, su departamento prevé reunirse de nuevo con el sector, de nuevo para poner "encima de la mesa" todos los datos tanto subjetivos como técnicos derivados de la monitorización del sábado. Las pruebas piloto, con las que el sector se ha mostrado satisfecho, se llevó a cabo con un protocolo sanitario específico aprobado por la Consellería que establecía la obligación de los establecimientos de contar con medidores de CO2 y realizar pruebas PCR en los más grandes, así como registrar el acceso de los clientes --mediante invitación que se debía adquirir previamente--.

Además, los asistentes debían de llevar mascarilla en todo momento, excepto para consumir, y los establecimientos debían de respetar los aforos máximos, reducidos al 50% --75% en caso de tener terraza--, tal y como había establecido Sanidade.

Destaca la labor de los ayuntamientos

Por otra parte, García Comesaña ha querido destacar la actitud "tanto de los ayuntamientos como de la Fegamp" (Federación Galega de Municipios e Provincias) en los últimos días para "poner a disposición" los medios necesarios para velar por el cumplimiento de las medidas necesarias a pesar del avance en la desescalada vivido este fin de semana en la Comunidad gallega.

Y es que el pasado viernes el conselleiro ha telefoneado tanto al presidente de la Fegamp, Alberto Varela, como a los alcaldes de las siete principales ciudades para mostrar su "preocupación" por botellones y aglomeraciones ocurridas durante la noche y para hacer un llamamiento a ser "especialmente cuidadosos" con la llegada del buen tiempo y la finalización del curso académico. Eso sí, estas llamadas, tal y como la destacado el titular de Sanidade, se enmarcan en la "máxima colaboración" entre administraciones que están dando "buenos" resultados.

Y es que precisamente desde este sábado la Xunta ha levantado la prohibición de las reuniones de no convivientes entre la 1,00 y las 6,00 horas de la mañana, tanto en espacios públicos como privados, y tampoco establece un límite de personas a excepción de la hostelería --hasta seis en interiores y 15 en terrazas--. Además, todos los bares podrán abrir hasta la 1,00 si disponen de un medidor de dióxido de carbono.

A pesar de la relajación de las restricciones, el Gobierno gallego sí recomienda --según consta en las nuevas medidas publicadas en el Diario Oficial de Galicia (DOG)-- que los grupos de personas se limiten de madrugada a los constituidos exclusivamente por convivientes y que no sobrepasen las seis personas en sitios cerrados y las 15 en los abiertos, señaladamente las playas.

Actualidad