El Español
Economía
|
Tecnología

Rubén López: de trabajar una década en Google a crear un estudio de videojuegos en Galicia

Nació en Ferrol y estudió la carrera de ingeniería informática en A Coruña, tras su paso por la compañía americana ha vuelto a casa y afronta nuevos proyectos como su primer videojuego o la labor de docente en Hack a Boss
El ingeniero gallego Rubén López.
Nando Muniz
El ingeniero gallego Rubén López.
Ofrecido por:

Su nombre es Rubén López, nació en Ferrol y se formó como ingeniero informático en la Universidade de A Coruña. Al finalizar la carrera trabajó en el mundo de la realidad virtual y de la animación, hasta que escuchando la experiencia de sus compañeros decidió emprender una aventura única en la que acabó trabajando en una compañía de ensueño para su profesión: Google.

"En esta industria del cine y de la animación la gente se mueve de un país para otro constantemente. Me contaban historias de viajes y de conocer otras culturas, que dije, "yo también quiero vivir eso". Así que empecé a echar currículums y pensé, voy a empezar por arriba", dice entre risas Rubén.

Y es que no hay casi nada más arriba de Google, ya que es una de las tres compañías más grandes del mundo, por eso el reto para entrar allí es duro y exigente. "Las entrevistas son muy diferentes, en la primera un reclutador te hace preguntas técnicas como si fuera un trivial. Tras dos entrevistas con ingenieros, tuve otras cinco en Zúrich el mismo día. Allí me pasó algo curioso, tenía el cerebro tan estrujado que llegó un momento en el que mezclaba el inglés con el español sin darme cuenta".

Sede de Google en Zúrich. Foto (Shutterstock)

Tras este duro proceso de selección, Rubén López empezó a trabajar en la sede de Google en Zúrich, la más grande a nivel de ingeniería en Europa. donde ayudó a mejorar dos aplicaciones claves en el día a día de muchas personas: Google Maps y Youtube. "Hicimos el rediseño de la interfaz de Google Maps, luego en Youtube hice también el rediseño de la interfaz, me coincidió que entré justo a los dos proyectos cuando los estaba reescribiendo".

En Google estuvo de 2011 a 2020, momento en el que decidió retornar a casa por motivos personales: "Mi familia y yo queríamos volver a Galicia para estar cerca de nuestra familia y de los amigos de siempre. En aquel momento no daban la acción de trabajar de forma remota. Me apetecía emprender, mi mujer me apoyó y decidimos montar un estudio de videojuegos".

Su nuevo proyecto: Aruma Studio

Su mujer, Silvia Izquierdo, es productora audiovisual y lleva la parte burocrática. Rubén se ocupa de la parte más técnica, y ambos se complementan en este proyecto llamado Aruma Studio. Ya preparan su primer videojuego: Intruder in Antiquonia.

El juego saldrá lo largo de 2022 para Windows, Mac y Linux. "El juego es una aventura gráfica al estilo de Monkey Island o Indiana Jones y el destino de la Atlántida, y vuelve al estilo de estos clásicos en la forma de jugar, pero con unos gráficos modernos hechos por ilustradores profesionales".

Imagen del juego Intruder in Antiquonia. Foto (Aruma Studio)

La sede de Aruma Studio está en A Coruña, y aunque ahora están teletrabajando por la situación sanitaria, el ingeniero espera poder encontrar un local para el estudio cuando la situación mejore, donde seguirán creando más videojuegos y realizando más proyectos.

Profesor en la escuela Hack a Boss

Toda esta experiencia que acumula Rubén López es una gran fuente de conocimiento para los informáticos del mañana. Por ello, en la escuela Hack a Boss, contarán con el ferrolano como docente para su programa formativo.

"La oportunidad surgió por casualidad, tras una charla que di en Santiago, Pablo, el CEO de Hack a Boss, se enteró de que estaba por aquí y ahora quieren ofrecer unos cursos en los que contar con gente potente que haya pasado por grandes compañías. Me ofrecieron la posibilidad de dar formación y yo encantado, porque formar me encanta y espero poder aportale mucho a estos chicos que están empezando".

Para el ingeniero el futuro de la profesión es prometedor, ya que ahora mismo hay mucha oferta en la profesión y es "una apuesta segura". Quizás entre esos alumnos que formará próximamente, se encuentre un nuevo talento gallego que acabé teniendo una carrera tan brillante como la del propio Rubén López.

Economía