El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Respaldo municipal a las 15 familias afectadas por desahucio en Narón (A Coruña)

La alcaldesa, Marián Ferreiro, ha avanzado a las familias que solicitará una reunión con representantes de la Sareb
Las viviendas afectadas se encuentran en la Praza do Asilo, en Narón.
Google Maps
Las viviendas afectadas se encuentran en la Praza do Asilo, en Narón.
Ofrecido por:

La administración municipal de Narón se ha sumado al BNG y ha mostrado su respaldo a las 15 familias de Piñeiros que se encuentran afectadas por un proceso de desalojo de sus viviendas, en manos de la Sareb desde 2018. El desahucio está paralizado, tal y como avanzó este diario, y el ayuntamiento brindará asesoramiento jurídico a las familias, según han informado.

Según relató el portavoz de las familias a este diario, uno de los interrogantes era a quién debían realizar el pago de sus mensualidades, evitando caer en el impago y perdiendo sus derechos. Estas familias abonaban, cada mes, sus cuotas de alquiler a una empresa sobre la que no recaía ya la titularidad de la vivienda, sin tener conocimiento de ello.

El ayuntamiento ha mantenido contacto permanente con el Juzgado de Ferrol y han informado que el ingreso de los alquileres debe hacerse «a un número de conta que lle facilitou o xulgado ao Consistorio». Serán el Juzgado el que se encargue de transferir el pago a la Sareb, actual propietario de los inmuebles.

La regidora, Marián Ferreiro, ha avanzado que solicitará una reunión con responsables de la Sareb para «saber cal é a súa intención respecto ao conxunto de afectados e, ao mesmo tempo, tratar de mediar para acadar unha solución favorable para as familias, que podería ser que o Sareb manteña os contratos de arrendamento».

El portavoz de los afectados ha querido agradecer la buena disposición de la alcadesa y los grupos municipales porque esto les hace «sentir que contamos con el respaldo del concello».

Además, este inquilino ha avanzado que se mantendrá la comunicación con el concello para hacer un seguimiento de la situación y conseguir mantener los alquileres, por lo menos, hasta que expiren los contratos de arrendamiento vigentes y es que como explicó este afectado a Quincemil, su «casa pasó de ser un hogar a convertirse en una pesadilla».

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad