El Español
Actualidad
|
Provincia de Lugo

Propuesto para sanción un local de Lugo por exceder horario y no hacer registro de clientes

Los agentes municipales también realizaron en Lugo este fin de semana tres intervenciones por exceso de ruidos

LUGO, 29 Nov. (EUROPA PRESS) –

La Policía Local de Lugo ha propuesto para sanción este fin de semana a un local de ocio nocturno situado en rúa Antonio Rosón por permanecer abierto más tiempo del horario establecido, así como por no realizar el registro de clientes obligatorio de acuerdo con las medidas sanitarias en vigor.

En concreto, eran sobre las 05:30 de la mañana del domingo cuando una patrulla del Grupo Operativo Nocturno del cuerpo municipal se acercó hasta el establecimiento para realizar una inspección, según informa el Ayuntamiento. Así, los agentes levantaron dos actas de sanción: una primera por encontrarse el local abierto más tarde de las 04:30 horas, que es el límite que recoge el actual protocolo del ocio nocturno; y una segunda por no realizar el registro de clientes obligatorio.

La Policía Local propone sanciones de 500 euros por cada una de estas dos infracciones, de acuerdo con la Lei de Saúde de Galicia.

Tres intervenciones por ruidos

Además, los agentes municipales tuvieron que realizar este fin de semana tres intervenciones por exceso de ruidos. La primera fue a las 23:45 horas del sábado, cuando una patrulla del Grupo Operativo Nocturno detectó en la Praza de Pío XII un grupo de tres jóvenes junto a un altavoz que emitía música «en tono muy elevado, perturbando el descanso de los vecinos», que llamaron a la sala del 092.

Los policías procedieron a identificar al propietario del aparato, que tenía 16 años, y le requirieron que lo desconectase. Lo hizo al instante, pero se le levantó un acta de denuncia por infracción a la Ordenanza de Protección Ambiental. Esa misma noche, a las 02:20 de la madrugada, una patrulla acudió a un edificio de rúa Nova después de que los vecinos se quejasen de los ruidos que provenían de un bajo. Allí, tal y como comprobaron los agentes, había un grupo de jóvenes celebrando una fiesta con un equipo de reproducción musical.

Así, la Policía Local identificó al responsable, levantó acta de denuncia y desalojó del interior a las otras ocho personas que allí se encontraban celebrando la fiesta. El tercero de los episodios ocurrió sobre las 17:45 horas del mismo día, cuando una patrulla fue requerida por los vecinos de Campo Castelo debido a los ruidos que procedían de la plaza. Allí, los agentes observaron que frente a un inmueble se encontraba una pequeña barra de bar, mesas con un altavoz y dos parasoles.

El responsable explicó que los aparatos eran suyos y que los empleaba en la fiesta de cumpleaños de un familiar que se llevaba a cabo en un local de hostelería de la zona. Fue denunciado por ocupación de la vía pública sin autorización y por infringir la Ordenanza de Protección Ambiental.

Actualidad