El Español
Actualidad
|
Galicia

Prohibido el botellón en la vía pública en toda Galicia desde esta noche

La Xunta recomienda limitar las fiestas privadas durante el verano para controlar la propagación del virus
Pixabay

Se acabó el botellón en la vía pública en Galicia. El Diario Oficial de Galicia (DOG) publica hoy la decisión del Consello de la Xunta referida a la prohibición de los botellones en toda Galicia desde las 12 de esta noche de sábado.

Según recoge el documento oficial, "queda expresamente prohibido el consumo de bebidas alcohólicas en la vía pública, parques y plazas públicas y en otros lugares de tránsito público, mediante la actividad conocida como 'botellón', por los riesgos que presenta para la salud pública".

Esta prohibición no será aplicable "en el caso de consumo en terrazas o con ocasión de fiestas y verbenas populares" o de eventos que cuenten con el necesario permiso.

Según el DOG, los ayuntamientos serán los que tengan la competencia para vigilar y adoptar las medidas oportunas para impedir las aglomeraciones de gente.

Además de prohibir el botellón, la Xunta, tal y como ya avanzó ayer le presidente en funciones Alberto Núñez Feijóo, limita las fiestas privadas en domicilios particulares.

Estas decisiones se toma tras advertir que el ocio nocturno, junto con los casos importados, son los principales problemas en la actualidad a la hora de controlar la pandemia.

"No podemos prohibirlas (fiestas privadas) porque sería atentar contra un derecho fundamental como el derecho de reunión", ha señalado el presidente en funciones que reconoce que, para ello, sería preciso una orden judicial.

Sin embargo, sí ha apelado a la responsabilidad de los ciudadanos para que no organicen en propiedades privadas aquello que está prohibido en lugares públicos, en referencia a la aglomeración de personas. Nada de "fiestas masivas" este verano en propiedades privadas.

Control del ocio nocturno

En cuanto al ocio nocturno, la Xunta solicita la implicación de los ayuntamientos y las policías locales para controlar el cumplimiento de las medidas de seguridad tanto en establecimientos como en la calle.

Con este control se quiere evitar que se repitan situaciones como la vivida en la calle Torreiro o en un local de La Marina de A Coruña, donde se incumplieron las medidas de seguridad. También en Sanxenxo se dieron situaciones similares.

Actualidad