El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Precintado un local de Doniños (Ferrol) en el que había 23 personas comiendo dentro

El establecimiento es reincidente en estas acciones y los hechos podrían ser constitutivos de una infracción grave a la Ley de Sanidad de Galicia, ya que había personas en la terraza consumiendo de pie, falta de distancia entre las mesas y las ventanas y puertas estaban cerradas
Los comensales en el establecimiento de Doniños.
Concello de Ferrol
Los comensales en el establecimiento de Doniños.
Ofrecido por:

La Policía Local de Ferrol precintó ayer un establecimiento hostelero situado en Doniños (Ferrol) tras detectar varios incumplimientos de la normativa sobre la covid-19. Eran alrededor de las tres de la tarde cuando una patrulla que realizaba labores de vigilancia en la zona observó un grupo de personas en la zona de la terraza del local, situado en el lugar de Outeiro.

Por ese motivo, los agentes se detuvieron y procedieron a comprobar las condiciones en las que se desarrollaba la actividad. En la terraza identificaron a 10 personas que estaban bebiendo, de pie y sin guardar las distancias de seguridad y varias estaban fumando. A continuación, los policías accedieron a una área ubicada en el lateral del edificio y cubierta con una estructura de cristal y aluminio, y cerrada por sus cuatro lados, uno de los cuales está conectado con el inmueble principal. Dentro había 23 personas comiendo, dos de las mesas ocupadas se situaban a apenas 15 centímetros una de la otra y comprobaron también que pese a haber varias ventanas y puertas al exterior, todas estaban cerradas.

A su vez, no constaba ningún dispositivo de ventilación o renovación del aire. En otro anexo al edificio, también cubierto, localizaron tres bebidas sin finalizar, cuyos consumidores abandonaron allí al llegar los agentes. Ante los numerosos incumplimientos de la normativa sobre la covid-19 que fueron observados, se identificó al hombre que en ese momento estaba al frente del negocio, quien informó de la identidad de la titular.

La gravedad de los hechos y la reincidencia de los responsables del establecimiento en este tipo de infracciones, que ya habían motivado anteriores propuestas de sanción, condujeron al cierre y precinto del local, conforme a la normativa autonómica. Para formalizarlo, a las 17:00 horas acudieron al lugar funcionarios policiales que comprobaron que la actividad continuaba en iguales condiciones, por lo que solicitaron la presencia de la titular del negocio. Una vez acudió, a las 17.30, se le comunicaron las medidas adoptadas.

Los hechos podrían ser constitutivos de una infracción grave a la Ley de Sanidad de Galicia, que contempla sanciones de 3.005,07 a 6.010,12 euros para las de grado mínimo, de 6.010,13 a 10.517,71 para las de grado medio y de 10.517,72 a 15.025,30 para las de grado máximo. En cuanto a las denuncias individuales, en la misma actuación se formularon 13, por no guardar la distancia de seguridad y fumar.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad