El Español
Actualidad
|
Galicia

Portugal comienza la desescalada mirando al mes de octubre

Dividida en tres fases, la hoja de ruta del país vecino prevé la relajación de las restricciones en base al aumento de población vacunada, que alcanzaría el 85% en dos meses
Frontera con Portugal
Frontera con Portugal

Hace un mes, Portugal endurecía las restricciones a lo largo del país por el crecimiento descontrolado de los contagios y con la amenaza de la variante Delta como principal preocupación. A partir de este recién comenzado mes de agosto, el país vecino comienza una desescalada en tres fases que tendrá como objetivo llegar al mes de octubre con un 85% de su población vacunada.

La desescalada arrancó ayer, domingo 1 de agosto, con una serie de medidas que serán comunes para todo el país. Por lo pronto, se pone punto y final al toque de queda, que estaba fijado a las 23:00. El uso de la mascarilla obligatoria sigue en vigor, y en la hostelería el horario de cierre serán las 02:00, con el límite de la 01:00 para poder entrar; el límite de comensales por mesa será de seis en interior y diez en exterior y se exige certificado de vacunación o el test negativo para acceder a los locales los viernes desde las 19:00, fines de semana y festivos.

Un requisito, el de la certificación de la vacunación o test negativo, que también se exigirá para viajar por aire y por mar, el alojamiento en establecimientos turísticos, y para acceder a gimnasios, spas, casinos y eventos culturales en espacios cerrados con más de 500 asistentes y en espacios abiertos con más de 1000 personas.

Se amplía el aforo de los espectáculos culturales al 66%, se recupera el público en los eventos deportivos. Las discotecas seguirán cerradas y están prohibidas las romerías.

Segunda fase, en septiembre

En la planificación aprobada por el Consejo de Ministros de Portugal la semana pasada, el objetivo es llegar a septiembre con el 70% de la población vacunada, que ahora rondan el 55%. En esta segunda fase, se darán pasos importantes, como la eliminación de la obligatoriedad de la mascarilla en exteriores y la ampliación de aforos en los espectáculos culturales al 75%. Además, en la hostelería se amplía el número de comensales en una mesa: 8 personas en interior y 15 en exterior.

Tercera fase, en octubre

El recorrido de la desescalada en el país vecino pone la vista en el mes de octubre para recuperar al máximo posible la normalidad. En esta tercera fase, el 85% de la población estaría ya vacunada, con lo que las medidas restrictivas se relajarían casi al máximo.

Por un lado, se eliminarán los límites de aforo en la hostelería, tanto en exterior como en interior, al igual que en los espectáculos culturales y las bodas. Además, se prevé la apertura de las discotecas, con el control de acceso en base a presentar un certificado de vacunación o test negativo.

Actualidad