El Español
Economía
|
Empresas

Porto-Muiños, premio Origen a la innovación de introducir algas en la cocina atlántica

Una empresa innovadora que desde Cerceda lleva más de dos décadas apostado por introducir el sabor de las algas en la gastronomía atlántica
06:00 · 08/10/2019
@carlosorozaCIFP
Antonio Muiños impartiendo un taller sobre algas en la gastronomía

Olvídemonos de las algas relacionadas con exóticos platos japoneses. Galicia cuenta desde hace ya un par de décadas con Porto-Muiños, una de las empresas pioneras en introducir las algas en la gastronomía local a base de un proceso constante de innovación, que ahora ha sido reconocida por la revista Origen, como ganadora de la categoría Mejor Productor.

Un nuevo reconocimiento que llega por parte de una publicación a nivel nacional a un trabajo que le apasiona, "es nuestra forma de vida y no nos esperábamos que nos fueran a dar un premio, pero se agradece, además del premio de la gente que recibimos todos los días", dice humildemente Antonio Muiños, al frente de esta empresa coruñesa.

Recogerán el galardón el próximo mes de diciembre en Madrid, por su trayectoria y la originalidad de su producto: "Gracias al esfuerzo de un producción sostenible y el respeto al origen".

Ya son más de 20 años en el negocio, que surgió de la inquietud por dar futuro a una pequeña fábrica de conservas de su propiedad. "Barajamos varios productos autóctonos, y finalmente, inspirados por una tendencia muy asentada en Japón, apostamos por las algas", explica Antonio remitiéndose a los orígenes.

Ante todo, fue "una apuesta por un producto de la tierra", que apenas había sido explorado desde la óptica culinaria. Aunque parezca un lujo de la gastronomía exótica, en Porto-Muiños tienen claro que en España cada vez se vende más: "Hay una apuesta por tenerlo en los lineales del supermercado y en los restaurantes. La exportación tiene un peso grande, pero se queda en torno a un 30% de la producción".

Convencer a base de llevarlas al plato

Abrirse un hueco en algo tan novedoso hizo necesario un esfuerzo inicial: "La inversión ha sido fuerte, sobre todo en maquinaria para procesar las algas". Es el precio de ser pioneros e ir abriendo camino. Desde el principio se dieron cuenta que la innovación debía ser un departamento transversal en la empresa. En Porto-Muiños siempre están investigando nuevos sistemas de producción y de cultivo.

En la actualidad cultivan cuatro especies en la ría de Sada, y ya están trabajando en nuevas especies cultivadas. Además, cuando llega la temporada, la recogida de algas se produce a lo largo de toda la costa gallega.

Ahora cada vez surgen nuevas empresas que se dedican a ello, "se van incorporando y es lo lógico, con ello contribuyen a crear una cultura de las algas", indica Antonio, que siempre ha sido consciente de la importancia de demostrar su valor culinario.

Hay una enorme variedad que, "a quien no conozca las algas, le sorprenderá". Se pueden incorporar a infinidad de platos: empanadas, caldeiradas, también en un revuelto o una tortilla. Entre sus virtudes, su versatilidad, "hay distintas texturas, según los tiempos de cocción; unas saben más a mar, otras tienen un sabor similar a las verduras". Antonio anima "a que las prueben introduciéndolas en los platos de la tradición atlántica".

Los cocineros han sido grandes compañeros de viaje. Rápidamente se dieron cuenta de sus cualidades, como por ejemplo, "que aportan aroma a los platos". Hay una tendencia de cocina saludable a la que el consumo de algas se adapta perfectamente. Además, detrás de Porto-Muiños está una apuesta por la costa gallega y un respeto y promoción del origen que acaba de ser reconocido a nivel nacional.

Economía