El Español
Economía
|
Empresas

Personal del servicio a bordo de Renfe protesta delante de la estación de tren de A Coruña

Los trabajadores denuncian que la compañía quiere prescindir de ellos en la "nueva normalidad" y aseguran que se ven "abocados a un ERTE continuo" hasta enero, cuando se adjudica el nuevo contrato
Protesta de los trabajadores de Ferrovial delante de la Estación de Tren de A Coruña.
CCOO
Protesta de los trabajadores de Ferrovial delante de la Estación de Tren de A Coruña.
Ofrecido por:

Los trabajadores del servicio de a bordo de Renfe protestaron hoy delante de la estación de tren de A Coruña porque continúan en el ERTE a pesar de que los trenes aumentan la frecuencia según la demanda durante el proceso de desescalada. Los sindicatos CCOO, CGT, SF, USO y Solidaridad Obrera convocaron esta mañana una manifestación para reclamar que los empleados de Ferrovial Servicios regresen al trabajo, ya que ahora mismo solo entre el 2% y el 3% están en activo, y denuncian que la compañía no prevé su incorporación en la "nueva normalidad".

La decisión de Renfe afecta a unos 2.000 trabajadores, de los que 20 están en A Coruña. Ferrovial Servicios era la concesionaria del servicio a bordo de los trenes de alta velocidad y larga distancia hasta el pasado 30 de abril. Tres días antes, la compañía de ferrocarril le comunicó que no prolongaría el contrato. Las presiones sindicales y de los trabajadores hicieron que llegasen a un acuerdo y se extendiese el servicio hasta el 31 de enero. Sin embargo, los empleados siguen en el ERTE por fuerza mayor y acusan a la empresa pública de querer prescindir de su actividad de cara a la "nueva normalidad".

La prórroga busca evitar el despido masivo pero no recoge que los empleados vuelvan a subir a bordo de los trenes, según explica el delegado provincial de personal (CCOO) de Ferrovial Servicios de A Bordo en A Coruña, Aitor Gil. "Prevemos que las pérdidas que ha tenido Renfe por la crisis sanitaria tengan una repercusión económica en la nueva licitación y tenemos dudas de que absorva la plantilla y de que respete las condiciones", indica Gil.

Las funciones de estos trabajadores en los trenes son varias: restauración, acompañamiento a menores, atención al viajero, colaboración con la seguridad e incidencias y ayuda en los transbordos. "Llevámos décadas prestando este servicio y estamos muy preparados, pero Renfe pretende ahora descartarlo en su nueva normalidad y nos vemos abocados a un ERTE continuo hasta enero, esperando a que saque una licitación en las próximas semanas", asegura Gil.

Menos frecuencias a Galicia

El representante sindical explica que a esta situación habría que sumarle el hecho de que Renfe tiene pensado reducir los servicios en Galicia, donde quiere retirar definicitvamente los trenes hoteles a Madrid y Cataluña. "Esto dejaría a Galicia con una merma de circulaciones que no favorece para nada a la población", lamenta Gil.

A Coruña fue una de las ocho ciudades donde hoy se celebraron protestas, a las que hay que sumar dos movilizaciones el 23 y el 30 de junio frente al Congreso de los Diputados, en Madrid, y en una sede de Renfe.

Economía