El Español
Vivir

Morgana, un pedacito de A Coruña triunfando entre los restaurantes de Madrid

Los coruñeses Augusto Álvarez y Miguel Fernández abrieron en mayo de 2017 un restaurante que ofrece platos de la gastronomía gallega con toques vanguardistas. A pesar de la distancia, estos dos jóvenes no olvidan su tierra
18:02 · 06/11/2019
Juanma Alvarado
Miguel y Augusto, propietarios de Morgana

Morgana es la "embajada" de A Coruña en Madrid. Así es como se refieren a su restaurante Augusto Álvarez y Miguel Fernández, dos jóvenes coruñeses, con una amplia trayectoria en distintos restaurantes de su tierra y de otros países, que en 2017 se aventuraron a abrir su propio negocio de hostelería.

Disfrutar cada día de lo mejor de su tierra en el epicentro de la capital de España es una realidad para estos dos treinteañeros que se conocieron cuando ambos estudiaban Hostelería en Galicia.

Tras terminar sus estudios trabajaron en diferentes lugares. Miguel, además de pasar por algunos de los restaurantes más destacados de su ciudad, estuvo un tiempo trabajando en los fogones deDiverxo. Augusto, mientras, trabajó en el Hotel Hilton de Barcelona. Pero un verano se juntaron y decidieron emprender.

En ese momento ninguno de los dos estaba viviendo en Madrid, pero vieron que "los números daban mejor" en la capital que en A Coruña, así que decidieron hacer sus maletas, Miguel desde A Coruña y Augusto desde Barcelona, y embarcarse en su propio proyecto.

Fusión gallega

Miguel en la cocina (Foto: Juanma Alvarado)

Ubicado en un pequeño local de la calle Augusto Figueroa, en mayo de 2017 abrieron Morgana (bruja de la mitología celta), un restaurante que ofrece platos de la gastronomía gallega con toques vanguardistas e influencias de otros países como México, Perú o Tailandia. Y desde entonces son los mejores "embajadores" de A Coruña en Madrid.

Miguel y Augusto son ya muy conocidos entre la comunidad gallega de Madrid. Su simpatía gallega y, por supuesto, la elaboración de sus platos, animan a que sus compatriotas los visiten. Pese a los más de 500 kilómetros de distancia, ellos se sienten como en casa: "Cada día siempre hay alguien de A Coruña. Nunca falta un gallego", comenta Miguel.

"Al principio los gallegos venían con cierto miedo porque veían que era comida fusión", confiesa Miguel. Pero en cuestión de muy poco tiempo se hicieron con buena fama. No solo entre la comunidad gallega, sino también entre madrileños y turistas. Aunque sin duda, los gallegos son sus mayores fans.

"A veces hay tantos gallegos que parece la casa de Galicia en Madrid", bromea Augusto. Y es que, como buenos gallegos, no quieren perder la esencia de la comida tradicional: "De trabajar en sitios de cocina fusión me apetecía ese tipo de cocina, pero no queríamos deshacernos de la parte tradicional", dice. Miguel.

Morgana, plato a plato

Rige un listado de platos que va variando, manteniendo siempre dos platos infalibles: la empanada y la tortilla. Estos dos especialidades siempre están en la carta de Morgana, que ofrece una sección cuyo nombre ya lo dice todo: Galicia en tres platos

Más allá de este trío de platos gallegos, la carta arranca con unos cuantos "petiscos" , al estilo tapas, como los tomates marinados, uno de sus platos estrella, o el Bonito de Burela.

Además, Morgana abre la despensa gallega y acerca a Madrid lo mejor del mar y del campo. Del apartado Lonja Coruñesa, no puede faltar el pulpo. Un plato muy bien recibido por todos, que conquista por su novedosa elaboración. Pulpo con queso de tetilla y puré de kimchee.

Pulpo con queso de tetilla y puré de kimchee. (Fuente: Tripadvisor)

Por otro lado, en el capítulo Granja Gallega, incluyen el auténtico sabor de la excelente vaca rubia gallega en diversas preparaciones, como la croca o la picaña.

En definitiva, Morgana es "cocina con alma gallega". Y es que la base de sus elaboraciones tiene un elemento común: el producto gallego. "Intentamos buscar siempre producto de Galicia", detalla Miguel.

Estos dos jóvenes hosteleros llevan A Coruña en el alma (Miguel también en forma de tatuajes). Y es que, como ellos mismos lo definen, Morgana es la "embajada" de A Coruña en Madrid.

Augusto y Miguel no se olvidan de su ciudad. De hecho, según nos han adelantado, ya tienen en mente abrir en el futuro un local en A Coruña, su ciudad: "Coruña es nuestra casa donde nos gustaría que la gente conozca nuestra cocina". Mientras esperamos su "regreso" a casa, Augusto y Miguel nos esperan tras la barra de Morgana, en Madrid.

Augusto y Miguel tras la barra de Morgana (Foto: Juanma Alvarado)


Vivir