El Español
Deporte
|
Otros Deportes

Medio millón de euros para un sueño: El reto del voleibol ferrolano en la máxima categoría

El equipo masculino del Intasa San Sadurniño se ha ganado por méritos propios una plaza en la máxima categoría nacional para la temporada que viene, pero si no consiguen el dinero necesario para hacer frente a los gastos que eso supone tendrán que renunciar a su sueño deportivo
Intasa San Sadurniño
Ofrecido por:

San Sadurniño es un municipio ferrolano que apenas supera los 3.000 habitantes y el voleibol es una de las aficiones estrella de los vecinos, en parte gracias al Instasa San Sadurniño, el equipo masculino de la zona que ha logrado el ascenso por segunda vez en su historia a la Superliga (además de ganar dos Copas Príncipe), la máxima categoría nacional. Este reto conseguido con esfuerzo y sacrificio de los jugadores y que supone un sueño para muchos puede no llegar a hacerse realidad debido a que el conjunto necesita alrededor de medio millón de euros para poder hacer frente a la temporada en el máximo nivel de la competición.

Según fuentes del club, esta gran suma de dinero es clave para no volver a endeudarse como ocurrió en la anterior ocasión que compitieron en Superliga y tanto el presidente, Uxío García, como sus jugadores están echando el resto para conseguir patrocinadores y poder jugar en la categoría que se han ganado a pulso. García está en proceso de reunirse "con el mayor número de empresas posibles para encontrar a alguna que le entusiasme el proyecto", una labor sobre la que matiza que "no solo incluye al equipo de Superliga, sino también la expansión del voleibol por toda la comarca de Ferrolterra con categorías de menores o escuelas de voley playa".

"Esta situación la tomo con la seriedad que requiere pero también con la ilusión que me hace poder volver a traer el voleibol de máximo nivel a San Sadurniño", afirma el presidente del club, al mismo tiempo que reconoce que "es un reto bonito". "Considero que el equipo se merece un proyecto mejor y más sostenible", asegura, mientras reconoce que desde principios de temporada han cuidado todos los detalles para atraer a gente interesada en apoyarles, como por ejemplo su imagen en redes sociales, un ámbito donde "han querido ganar influencia y llamar la atención".

"La posibilidad de no ascender es real"

Por su parte, jugadores como el coruñés Antonio Tacón están orgullosos de los logros conseguidos, pero a la vez vive la situación con preocupación porque es consciente de que conseguir la financiación necesaria "es complicado". "Se hace difícil cuando los resultados no son suficientes para avalar un proyecto ganador. Si bien es verdad que casi todos los jugadores son personas que tienen su trabajo aparte del voleibol, pero la profesionalización de deporte y del club pasa por tener patrocinadores fuertes que apoyen este proyecto", admite.

"Como jugador es una pena, porque nuestra máxima aspiración siempre ha sido jugar al máximo nivel. Tras hacer una temporada perfecta consiguiendo liga, copa y ascenso con todo el trabajo duro de una temporada, la posibilidad de no ascender es real", lamenta, aunque confía en encontrar la manera de poder competir al nivel que han demostrado que se merecen.

Deporte