El Español
Actualidad
|
Galicia

Mascarilla en el recreo y en gimnasia: así será la vuelta a las clases en Galicia

Antes del inicio del curso escolar, la Xunta realizará test a todo el personal de los centros educativos
Istock

Los alumnos gallegos regresarán a la aulas en septiembre en unas circunstancias bien diferentes a la habituales. El coronavirus obligará a afrontar un curso escolar 2020-2021 que, sin duda, quedará para la historia. Las mascarillas se convertirán en una especie de uniforme para los estudiantes que tendrá que portar este elemento de protección en el recreo y en la clase de Educación Física, además de en todas aquellas circunstancias que se den fuera del aula.

Antes del inicio del curso escolar, la Xunta realizará test serológicos de doble banda al personal de los centros educativos sostenidos con fondos públicos. Así lo acordaron las consellerías de Educación, Universidade e Formación Profesional y la de Sanidade en una reunión mantenida hoy, martes, para abordar el Protocolo de adaptación al contexto de la Covid-19 en los centros educativos no universitarios para el próximo curso.

El documento establece como prioritario mantener la distancia interpersonal, el uso de mascarillas y la higiene. Uno de los principios sanitarios básicos es que cada centro debe contar con un equipo formado en coronavirus con una persona coordinadora, y tendrá un centro de salud de referencia para contacto en caso de dudas.

Además, todo el personal y alumnado tendrá que realizarse un auto diagnóstico diario y, en caso de presentar síntomas, contactar con un centro de salud. Cada centro contará con un espacio de uso individual para aislar al alumnado que presente síntomas, mientras se gestiona su traslado, según informa la Xunta.

Dentro y fuera del aula

La distancia interpersonal dentro del aula será de 1 metro. En caso de mantenerla, el alumno podrá estar sin mascarilla, "siempre y cuando permanezca sentado en su pupitre y con la misma orientación". En caso de que no se pueden mantener las distancias, la Xunta opta por la retirada del "mobiliario que no sea indispensable" o emplear aula de mayor tamaño. Como última medida, "será necesario el uso de la mascarilla en todo el horario lectivo", añade.

Fuera de las aulas será obligatorio el uso de las mascarilla, además de mantener una distancia de 1,5 metros. Así, según avanza la Xunta, será obligatorio el uso de la mascarilla para circular por los pasillos (excepto el alumnado de Educación Infantil), y en las entradas y salidas al centro, en los recreos, en las entradas y salidas del comedor y en la biblioteca y, cuando no se pueda mantener los 1,5 metros, en la clase de Educación Física.

En el caso de Infantil y Primaria, la Xunta da la alternativa de "establecer
grupos estables de aula, hasta un máximo de 25 alumnos, que junto a la persona tutora, podrán conformar los Grupos de Convivencia Estable".

Comedor y transporte escolar

El uso de comedor quedará limitado a la capacidad suficiente para tener al alumnado separado por 1,5 metros, o 1 metro si no están unos frente a otros.

En el caso del transporte escolar, inicialmente la Xunta permite utilizar todas las plazas, siempre con uso de mascarilla por parte de los transportados y de la persona conductora.

En cuanto a la bibliotecas, estas podrán usar hasta un 50% de su aforo y los libros prestados deberán quedar en cuarentena por los menos 24 horas desde que el alumno lo devuelva.

El protocolo también incluye ciertas medidas de higiene y limpieza seguir, como es la limpiar por lo menos 3 veces al día los aseos. Cada centro deberá tendrá que tener su propio protocolo de limpieza y desinfección.

Gestión de los brotes

Si se produce un positivo, esto podrá suponer el cierre temporal de todo el aula, mientras que si se detecta un brote (al menos tres casos en siete días), el protocolo plantea el cierre de todo el nivel educativo o, incluso, de todo el centro, si así lo aconsejan los expertos. Los centros que se cierren deberán volver después a su actividad de forma paulatina por fases.

Cada centro deberá elaborar un plan de adaptación a la situación actual específico, así como un plan de contingencia si se detectan casos. Se fomentará la formación relacionada con la higiene y la prevención de contagios, así como el empleo el aula virtual, siempre que sea posible, por su es necesario habilitar de nuevo la teleformación.

Actualidad