El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

Los vestigios del franquismo siguen representados en Ferrol a través de 44 símbolos

El sociólogo Manuel Monge afirma que nueve ministros de Franco son hijos predilectos o adoptivos de la ciudad, un dato solo superado por Santiago
Escudo franquista en la fachada del Sánchez Aguilera
Cedida
Escudo franquista en la fachada del Sánchez Aguilera
Ofrecido por:

Numerosa simbología referente a la guerra civil y a la dictadura de Franco continúa presente en las calles de Ferrol. Concretamente, a día de hoy, hay contabilizados 44 elementos, según indica el sociólogo y autor de Os restos do franquismo en Galiza, Manuel Monge, quien recorre espacios públicos de la ciudad a través de placas, escudos y estatuas cuya presencia incumple la Ley de memoria histórica. En el resto de la comarca de Ferrolterra, se contabilizan 84 restos y en el total de la geografía gallega hay 700 según los datos de Monge.

Entre aquellos visibles en la ciudad departamental, la iglesia de San Francisco alberga varios elementos, uno en conmemoración de los “caídos por Dios y por España”, una placa en la que se hace referencia al bautizo del dictador en el templo y un tercer distintivo en homenaje a los militares del crucero Baleares, el mayor buque de guerra del ejército franquista. También existe otro rótulo metálico en la plaza de España que reza que Francisco Franco acudió a la inauguración de dicho espacio público, al igual que en la casa en la que nació, en la calle María. Asimismo, la iglesia de San Julián también alberga una placa en referencia al dictador. 

Por su parte, la fachada del cuartel Sánchez Aguilera luce un escudo franquista, al igual que la sede de Aduanas, con sendos blasones en las partes del edificio que dan al paseo Mariña y a la calle Cristo. El cementerio de Catabois, o el Cantón de Molíns, con un monumento que recuerda la operación Plus Ultra mencionando a Franco, son otros de los lugares públicos ferrolanos que todavía muestran distinciones al régimen. Monge añade además un estandarte franquista que recuerda un regimiento que estuvo en el bando sublevado y que se encuentra en la entrada al salón de plenos del edificio consistorial de Ferrol.

Para Monge, lo más “llamativo” es el “incumplimiento reiterado de la Ley de memoria histórica aprobada en el año 2007” por parte de numerosas localidades en Galicia, y concretamente en Ferrol. “El PSOE aprueba las leyes pero después sus alcaldías no la cumplen”, afirma, aludiendo a una falta de coherencia, si bien apunta que municipios como As Pontes o Cedeira si que han retirado la simbología o distinciones existentes. El sociólogo también hace referencia a la declaración institucional del 2016 del Parlamento de Galicia que reitera “la importancia de proseguir con las acciones dirigidas a recuperar y dignificar la memoria de las víctimas de la represión ejercida en la Guerra Civil y durante el franquismo, eliminar los símbolos, las denominaciones y las referencias franquistas de calles y edificios públicos, así como a colaborar en la identificación de los desaparecidos y enterrados en fosas comunes durante la dictadura franquista".

Asimismo, el artículo 40 de la Ley de memoria democrática de octubre de 2022 recoge que “las administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias y con arreglo a los correspondientes procedimientos, adoptarán las medidas oportunas para revisar de oficio o retirar la concesión de reconocimientos, honores y distinciones anteriores a la entrada en vigor de esta ley que resulten manifiestamente incompatibles con los valores democráticos y los derechos y libertades fundamentales, que comporten exaltación o enaltecimiento de la sublevación militar, la Guerra o la Dictadura o que hubieran sido concedidas con motivo de haber formado parte del aparato de represión de la dictadura franquista”. En atención al objeto de la ley, esta suprime el título nobiliario de Conde de Fenosa a Pedro Barrié de la Maza, sin embargo, “sigue teniendo una calle y siendo hijo adoptivo de Ferrol”, asevera Monge. Asimismo, se elimina la distinción de marqués a Juan Antonio Suanzes, ministro franquista, y el sociólogo afirma que sigue ostentando una Medalla de oro de la ciudad y el título de hijo predilecto. “En Ferrol, nueve ministros de Franco son hijos predilectos o adoptivos de la ciudad, situándose como la segunda ciudad gallega en este ranking, solo superada por Santiago”, afirma Monge. 

Si bien sus nombres ya no figuran en el callejero ferrolano, el falangista Enrique Salgado Torres sigue siendo reconocido como hijo adoptivo y el militar Constantino Lobo Montero es alcalde honorario de la ciudad. Asimismo, militares como Salvador Moreno Fernández y José María González-Llanos continúan siendo hijos predilectos de la ciudad departamental, además, este último, cuenta con una estatua en Esteiro. Su retirada fue aprobada en un primer momento por el pleno municipal, sin embargo, el PSOE, que votó a favor, reculó y el Concello anuló la moción. Otro ministro de la dictadura, Camilo Alonso Vega, también cuenta con una escultura en el hospital Juan Cardona.

Constitución de la Mesa de la Memoria Histórica

El Concello de Ferrol, una vez concluido el monumento en memoria de las víctimas del franquismo que se prevé que se inaugure este invierno, constituirá de forma oficial una Mesa de la Memoria Histórica que se encargará de dictaminar qué distinciones, placas o monumentos entre otros deberán ser retirados. Esta decisión se ha tomado en una reunión de la actual Mesa, promovida por la concejala de Patrimonio Histórico, Eva Martínez Montero, y en la que participan representantes de todos los grupos políticos municipales, la Asociación de Memoria Histórica y la Comisión Pro Memorial.

¡Síguenos en Facebook!
TEMAS:
Actualidad