El Español
Cultura
|
Audiovisual

Los protagonistas de la serie 'Rapa': "Amamos Ferrol y lo decimos con la boca llena"

Javier Cámara y Mónica López han querido compartir con este diario lo que ha supuesto para ellos poder volver a Ferrol para el estreno de la nueva serie de Movistar+ que se podrá ver a partir del jueves
Javier Cámara y Mónica López.
Quincemil
Javier Cámara y Mónica López.
Ofrecido por:

El jueves, Ferrolterra podrá ver en la pequeña pantalla una serie que ya siente como propia y es que a una comarca que está acostumbrada a ser noticia nacional por cuestiones relativas a desempleo, falta de carga de trabajo y una retahíla de estereotipos con cierto aroma a naftalina, este estreno le viene, nunca mejor dicho, como agua de mayo.

Los encargados de sostener un relato que encuentra, además, en el paisaje una piedra angular son, en gran medida, Javier Cámara y Mónica López. En Quincemil no hemos querido dejar pasar la oportunidad de conversar con dos profesionales de la interpretación que, a pesar de no ser gallegos, han logrado dar con una tecla que, en el caso de Cámara, nos hace escuchar determinadas frases en las que inevitablemente cualquier FDTV, Ferrolano de Toda la Vida, se ve reflejado.

Preguntamos precisamente por ese trabajo de conexión con el entorno, ese aprehender la realidad que nos rodea para poder trasladarla a la pantalla, aunque será el propio Cámara el que al más puro estilo Tomás, personaje al que encarna en 'Rapa' y que ejemplifica a un hastiado profesor de Instituto, nos devuelva con un bofetón de realidad verbal al aquí y al ahora.

Javier Cámara y Mónica López en Ferrol.

"Esto no va así, aquí no te pagan para estar tres semanas e involucrarte", determina Cámara, en relación al vertiginoso ritmo de rodaje. Mónica López redondea la afirmación con un claro y conciso: "Esto no es América". A pesar de todo, de ese guion en el que entienden radica el realismo que ambos transmiten en pantalla, López y Cámara han logrado eso que a los habitantes de Ferrolterra, y más concretamente de Ferrol, nos gustaría hacer con esas personas que nos catalogan, nos etiquetan o nos encuadran en un lugar con el que nosotros mismos no nos identificamos o, simplemente, no logran ver aquello que nosotros sí y que nos encantaría ser capaces de mostrar tal cual aparece grabado en nuestro imaginario.

Escuchar como ambos hablan de la comarca, de Ferrol, sin necesidad de impostar el discurso y de un modo completamente natural y espontáneo, hace comprender que Cámara y López han sido capaces de ver la ciudad y el entorno a través de la óptica de un ferrolano.

Lo de la óptica de un ferrolano nada tiene que ver con la autocomplacencia, sino con un contundente espíritu crítico que radica en la firme creencia de la potencialidad de una ciudad que es contraste, contradicción, rebeldía y resistencia. Todo en uno.

"¿Ferrol? Váyase a otro sitio. Pues no oiga, aquí se está muy bien"

Así, López y Cámara afirman sin dudar que "amamos Ferrol y lo decimos con la boca muy llena". "El pasado de esta ciudad es precioso, los principios de siglo de esta ciudad son maravillosos. Después tiene una época más turbia que pesa, evidentemente", desgrana Javier Cámara con total naturalidad.

Tras el elogio real, ese que va más allá de lo promocional, indica Cámara que la ciudad posee un aire "decadente, naviero y post-industrial, romántico" por el que, al igual que sus habitantes, se ha sentido atraído de algún modo.

Javier Cámara. Foto: Quincemil.

Se centra, entonces, el protagonista de 'Rapa', en la arquitectura del centro de la ciudad y apostilla Mónica López, como si de una más se tratase: "Rodolfo Ucha".

Dos palabras han bastado para volver a constatar ese mirar a la ferrolana de ambos protagonistas de la serie 'Rapa' que confiesan que "hay quien nos dice: ¿Ferrol? Váyase a otro sitio. Pues no oiga, aquí se está muy bien".

Realismo y dureza

Y es que, señala Mónica López, esta ciudad catalogada por muchos de fea y gris tiene la gran ventaja de que "no es el parque temático en el que se convierten otras ciudades pagadas de sí mismas".

Mónica López. Foto: Quincemil.

"Esto tiene algo de real, dureza, pero real que te hace sentir bien", continúa López condensando en una frase lo que muchas y muchos ferrolanos experimentamos al cruzar el umbral de la puerta de casa.

Observar y ser conscientes de el carácter que imprime el venir de donde uno viene y que la propia López sintetiza en alusión a su propia experiencia personal: "Yo soy de una ciudad fea, entre muchas comillas lo de fea, y la gente es más simpática".

"Hemos sacado fotos a casas que se están cayendo y que son bellísimas", prosigue un Cámara que, empapándose del espíritu descreído de su personaje, explica que pasa de todo convencionalismo y eso ha motivado que aterrice en Ferrol con la mente abierta porque "intento huir del tópico de Galicia".

Pensar en ferrolano sin ser consciente

Y es que, una vez más y sin ser conscientes de ello, López y Cámara se adentran en terrenos tan ferrolanos como el de soñar hipotéticos y futuribles usos para el acuartelamiento Sánchez Aguilera.

"Sería una ciudad bellísima del Teatro y de las Artes", determina Mónica López que, ante la cara de incredulidad que debe estar percibiendo al otro lado, razona rápidamente que "hace falta dinero, pero yo creo que os deben algo".

Equipo creativo de Rapa y sus protagonistas. Foto: Quincemil.

Porque para López todo estos "sueños" acabarán por tener una proyección real y es que, apunta, "Ferrol tiene un futuro y está clarísimo". "Nos encantaría volver", detalla Cámara en relación a una hipotética segunda temporada de Rapa y Mónica apostilla: "Yo estoy poniendo velas, no cruzando los dedos. Poniendo velas".

Así, 'Rapa' regresó ayer al Jofre, redondeando un momento de la propia ficción en el que ambos protagonistas se sientan en un banco frente al teatro y que constituye un emotivo nexo entre realidad y ficción.

Un banco para Mónica y Javier

"Me encantaría sentarme en ese banco de ahí", determina Cámara antes de que, en esta ocasión, seamos nosotros los emisarios de las malas noticias y le expliquemos que el banco frente al Teatro en realidad fue fruto de las necesidades de producción y no es un elemento habitual de nuestro mobiliario urbano.

Poco ha importado nuestra respuesta porque Mónica López y Javier Cámara son ya más ferrolanos que la que firma esta pieza y no han dudado en elogiar la estratégica colocación de los bancos en esta ciudad: "Vas paseando y está puesto en el sitio para ti", reflexionan.

Cámara y López durante el estreno. Foto: Quincemil.

Tras estas declaraciones, y si finalmente hay segunda entrega de 'Rapa', pueden contar ambos con que si no hay ese banco que ellos esperaban cualquiera de nosotros estará dispuesto a bajarles una silla de casa, aunque solo sea para escucharles hablar de todo eso que nos encantaría que todo el mundo pudiese llegar a comprender de ese Ferrol que han sabido abrazar en toda su complejidad y trasladarlo fielmente a la pantalla.

Cultura