El Español
Actualidad
|
A Coruña

Los nuevos límites de velocidad de A Coruña reducirán un 30% la iluminación de la ciudad

El fin del ayuntamiento coruñés es minimizar la contaminación lumínica y ofrecer una iluminación adecuada sólo en los sitios en que sea necesario asumiendo los principios de la iniciativa Slowlight a la que la ciudad se adhirió en julio
El mapa instalado en el Obelisco.
Concello A Coruña
El mapa instalado en el Obelisco.
Ofrecido por:

En su apuesta por una iluminación pública inteligente y sostenible, el ayuntamiento coruñés ha previsto iniciar los trabajos para modernizar la red municipal en la zona de la cantera de Eirís y de la ronda de Outeiro, a parte de que en las calles Palomar, San Xoán, y el barrio del Castrillón ya lucen nuevas farolas. Todo esto se enmarca dentro de la Semana Europea de la Movilidad y el gobierno de la alcaldesa Inés Rey refuerza su apuesta por la sostenibilidad con la implantación de A Coruña 30, que permitirá reducir en un 30% el nivel de iluminación de la ciudad.

Gracias a las actuaciones e iniciativas llevadas a cabo por el ayuntamiento de la ciudad herculina, se ha podido combinar ahorro, eficiencia energética y reducción de emisiones de CO2 y ahora el área de Infraestructuras trabaja para explotar la red de iluminación y modernizarla bajo criterios de sostenibilidad, de un modo respetuoso con la salud pública y con el medio. El fin es minimizar la contaminación lumínica y ofrecer una iluminación adecuada sólo en los sitios en que sea necesario asumiendo los principios de la iniciativa Slowlight a la que la ciudad se adhirió en julio.

Las medidas adoptadas, casi imperceptibles para la ciudadanía, suponen un ahorro para las arcas municipales de más de 200.000 euros y el Plan de apagados selectivos llevado a cabo durante las restricciones de movilidad asociadas al coronavirus supuso un ahorro de 68.000 euros. Además, los autómatas de control de acceso y apagado de los cuadros de iluminación de la ciudad se corrigieron entre 8 y 12 minutos en ocaso astronómico, con un impacto en la factura eléctrica de 75.000 euros.

Adicionalmente se desconectaron iluminaciones ornamentales altamente contaminantes y de gran potencia con un ahorro de 75.000 euros y a día de hoy se está ejecutando un plan en instalaciones deportivas y pistas de deporte en diferentes zonas cuya iluminación se apaga a las 23:00 horas y cuyo encendido se producirá si existe demanda por parte de las personas usuarias.

Mapa luminoso actualizado

El ayuntamiento coruñés dispone de un mapa luminoso actualizado que se convirtió en una herramienta potente para tomar decisiones en distintos ámbitos, como por ejemplo para calcular las necesidades de iluminación de la ciudad ante una merma de la velocidad del tráfico a 30 kilómetros por hora o estudiar las necesidades de iluminación en pasos peatonales que no disponen de semáforos adoptando sistemas como el instalado en la calle Palomar, que cuenta con sensores que detectan las personas viandantes que cruzan reforzando el nivel luminoso para mejorar su visibilidad.

En este sentido, el mapa de evaluación de la calidad de cielo nocturno permitió detectar que, a pesar de que el nivel de contaminación es elevado, las actuaciones realizadas en los últimos años permitirán reducirlo. En los próximos meses, se incorporan también dos equipos fijos de medición SQM de la calidad del cielo nocturno, situados en la red de estaciones de control ambiental municipal que permitirán analizar la trazabilidad de los impactos en la calidad del cielo de las actuaciones sobre la red de iluminación.

Por último, en la Semana de la Movilidad se han expuesto las tecnologías de iluminación pública que coexisten en la ciudad al servicio de la ciudadanía y se acaban de retirar farolas con más de 25 años de vida a la vez que se han instalado nuevos equipos de tecnología led.

Actualidad