El Español
Actualidad
|
Galicia

Los cazadores podrán moverse sin restricciones por Galicia para cazar jabalí o lobo

La Xunta autoriza a todos los cazadores, federados y aficionados, a desplazarse por cualquier punto de la comunidad al margen de los cierres perimetrales

Todos los cazadores gallegos, federados o no, podrán desplazarse sin restricciones por toda Galicia para el control del jabalí y el lobo. La Xunta de Galicia ha hecho pública la orden por la que se permite el desplazamiento a todos los cazadores, tengan o no tarjeta federativa, por la comunidad gallega al margen de las restricciones que mantiene cerrados perimetralmente casi 70 ayuntamientos, donde además solo pueden reunirse las personas convivientes.

Los cazadores federados ya habían quedado excluidos de las medidas de restricción contra la pandemia, pudiendo así desplazarse por cualquier punto de la comunidad gallega siempre y cuando mostrasen su tarjeta federativa. Sin embargo, ahora, tras la nueva orden del Gobierno gallego, este permiso se amplia también a los cazadores no federados. Es decir todo cazador, incluido el aficionado, podrá moverse por Galicia para cazar lobos y jabalís.

La Xunta permite la movilidad únicamente para este tipo de batidas debido a la "especial importancia de los daños que especies cinegéticas, especialmente el jabalí provoca en la comunidad" y la necesidad de mantener a lo largo del tiempo el control sobre la especie.

En el caso del lobo, la Xunta permite a los cazadores “poder actuar en situaciones reiteradas de daños ocasionados por el lobo al ganado que impidan o dificulten el normal funcionamiento de este sector”.

De tal forma, según queda reflejado en la orden de la Xunta, se permiten acciones de caza contra el jabalí, "de acuerdo con la planificación aprobada para la temporada de caza 2020/2021 en los Planes Anuales de Caza de TECOR, y acciones autorizadas específicamente en tierras de régimen de caza común".

También se permiten "las acciones de caza con ocasión de daños a agricultura o ganadería provocados por el jabalí y lobo", además de "acciones de caza como consecuencia de accidentes graves de tráfico reiterados en un mismo punto kilométrico".

Actualidad