El Español
Vivir
|
Escapadas

Los 10 miradores con las mejores vistas de O Salnés

Descubre algunos de los lugares más privilegiados para contemplar los paisajes de esta comarca de las Rías Baixas. Desde la ría de Pontevedra a la de Arousa, recorriendo sus islas y extensiones de huertas y viñedos a golpe de vista
Ofrecido por:

Si existe un buen lugar para disfrutar del senderismo, la naturaleza, el aire libre y las mejores panorámicas es, sin duda, la Comarca do Salnés. Los municipios que lo conforman están llenos de rincones convertidos en auténticos balcones que, en ocasiones, se convierten en los prismáticos ideales para contemplar los alrededores de forma única. En esta pequeña lista os acercamos algunos de los miradores con mejores vistas de O Salnés, desde primera línea a los puntos más altos, cada uno de ellos con un encanto especial.

Mirador da Granxa (Sanxenxo)

Mirador da Granxa, en Sanxenxo. Foto: Macomunidade do Salnés

Ubicado en un entorno semiurbano, en la misma carretera que une el municipio de Sanxenxo con Pontevedra, encontramos el famoso Mirador da Granxa. Esta balconada es conocida por la espéctacular panóramica que ofrece de toda la ría de Pontevedra. Uno de los símbolos más reconocidos es su distintiva fuente con forma de concha de vieira.

Desde su posición, a los pies del mirador, se puede observar en primer lugar la villa marinera de Raxó y su pequeño puerto; con la vista puesta en el interior de la ría, las bateas nos guían hacia la Illa de Tambo, Pontevedra y la desembocadura del río Lérez; y ya en la orilla exterior se divisa parte de la península do Morrazo, Marín, el puerto y sus playas.

Mirador da Peixeira (Portonovo)

Escultura de "A Peixeira" de Alfonso Vilar. Foto: Mancomunidade do Salnés

Portonovo es un pueblo pesquero que pertenece al municipio de Sanxenxo. El Mirador da Peixeira está ubicado en la avenida principal que sube desde el puerto y la lonja, hasta la playa de Caneliñas. En la plaza que hay en el lugar destaca la escultura de "A Peixeira", creada en el año 1994 por el escultor Alfonso Vilar y dedicada a todas las mujeres de la villa que salían del puerto con su cesta de pescado a la cabeza. Desde el lugar se puede observar parte de la ría de Pontevedra y la ya mencionada playa de Caneliñas. En los días de fuerte oleaje, las vistas a los rompeolas naturales son todo un espectáculo. 

Mirador de Siradella (O Grove)

Vista desde uno de los miradores de Siradella.

En el punto más alto del municipio de O Grove, a unos 165 metros de altitud, se ubica el mirador de Siradella. La amplísima panorámica que ofrece abarca parte del complejo Intermareal Umia-o Grove, la ría de Arousa, el istmo y la playa de A Lanzada, así como las islas Cíes y Ons en el horizonte. La peculiaridad de este lugar es que ofrece dos puntos contiguos desde los que poder disfrutar del entorno y la naturaleza, el primero de ellos presidido por una enorme mole de piedra. Desde este punto también parten diferentes rutas de senderismo, como la famosa Ruta dos Lagarteiros. 

Mirador de San Cibrán (Meaño)

Cruceiro modernista de Francisco Pazos en el mirador. Foto: Mancomunidade do Salnés

En la parroquia de Cobas, en Meaño, a algo más de 200 metros, se ubica una peculiar balconada desconocida todavía por muchos: el mirador de San Cibrán. Este punto ofrece una panorámica casi de 360º del Valle do Salnés, a excepción de algunos puntos ciegos debido a la vegetación. Así, la ría de Arousa, sus municipios costeros y  las laderas adyacentes, con sus viñedos, huertas y riachuelos (como el del Chanca en la desembocadura de Dena), son los principales atractivos de estas vistas.

El mirador se ubica en un alto rodeado por una balaustrada de piedra que acoge en su interior un curioso cruceiro, obra del escultor modernista Francisco Pazos, natural de este municipio corazón del Salnés. El lugar está próximo a una ermita que fue levantada sobre la acrópolis de un antiguo castro.  Cerca de allí también se encuentra grabada la figura del San Cibrán sobre una roca en el suelo.

Mirador de Simes (Meaño)

Mirador de Simes en lo alto de Meaño. Foto: Mancomunidade do Salnés

Otro de los grandes desconocidos de Meaño es el mirador de Simes (165 metros de altitud), muy próximo a la Iglesia de Santa María de Simes. Este pequeño balcón se ubica en un paraje donde antaño existió una fortaleza medieval y desde el que se divisa una buena parte del Valle do Salnés con el horizonte puesto en el mar.

Monte Lobeira (Vilanova de Arousa)

Vista aérea del Mirador de Lobeira.  Foto: Mancomunidade do Salnés

A unos 295 metros de altura, en un terreno repleto de historias y leyendas, se ubica uno de los miradores más conocidos de Vilanova de Arpusa, el de Monte Lobeira. Asentado sobre el lugar que antaño acogió un Castro Lupario y el famoso castillo en el que habría vivido Doña Urraca. También en el lugar se ubica un monumento a las víctimas del mar y una placa homenaje del Almirantazgo británico a los que perecieron en el hundimiento del buque escuela "Serpent".

Para llegar a la zona más alta, donde se sitúa la cruz, hay que subir unos cuantos peldaños de piedra, aunque merece la pena hacerlo porque la panorámica que ofrece a toda la ría de Arousa, parte de la sierra do Barbanza y el Valle do Salnés es realmente única.

Faro das Lúas (Vilanova de Arousa)

Vista aérea Mirador Faro das Lúas. Foto: Mancomunidade do Salnés

Desde el anterior mirador en Monte Lobeira se puede apreciar a lo lejos a su vecino Faro das Lúas. Aunque se ubica unos cuantos metros por debajo, sus vistas a la ría también suponen todo un privilegio. Lo curioso de este mirador es la estructura que preside en mitad de la explanada, creada por el vilagarciano Manolo Chazo. La torre representa tres lunas en cuarto menguante que proyectan unos rayos de luz en función de la posición del sol a lo largo del día.

O Con do Forno (Illa de Arousa)

Vistas desde lo alto de O Con do Forno. Foto: mancomunidade do Salnés

Hay que desplazarse hasta la cara norte de la Illa de Arousa para encontrar el punto más alto del municipio, a tan sólo 63 metros de altura, sobre el conocido montículo "Con do forno", donde se sitúa el mirador, al que se accede por unas escaleras de piedra. Allí se instaló en 1962 la imagen del Corazón de Jesús, "El Santo". Una figura de unos 3 metros de altura realizada por la Escuela del Mestre Mateo con piedras de la cantera de Noia y que desde entonces preside estas inmejorables vistas a la ría de Arousa. A los pies del mirador se encuentra una zona de descanso con mesas, barbacoas y otros motivos arquitectónicos, como un hórreo tradicional.

Mirador da Pastora (Cambados)

Cruz que preside el Mirador da Pastora. Foto: Petiscos Galegos

En el municipio de Cambados, capital del vino albariño por antonomasia, encontramos el Mirador de A Pastora, muy próximo a las Ruinas de Santa Mariña de Dozo. Desde el punto más alto de la villa se pueden contemplar increíbles vistas de O Grove, A Toxa, la Illa de Arousa, o la propia ría. En el lugar se ubica además una capilla del siglo XVI, del mismo nombre por su devoción a la Virgen de la Pastora, y un área recreativa con mesas y barbacoas de piedra.

Mirador Bamio  (Vilagarcía de Arousa)

Mirador de Bamio con la ría de Arousa al fondo. Foto: Petiscos Galegos

El mirador de la parroquia de Bamio es uno de los más desconocidos de los que existen en Vilagarcía de Arousa. Por lo general, se mantiene alejado de los focos a excepción de los senderistas y ciclistas que pasan por la zona en sus diferentes rutas. Se trata de un auténtico balcón a la ría de Arousa, formado por un sencillo entarimado de madera con un banco en uno de sus laterales interiores. Las vistas desde este punto abarcan a la vecina Illa de Arousa, el pequeño subarchipiélago de las Illas Malveiras y Cortegada, continuando hasta la zona de Catoira, en la desembocadura del Ulla.

TEMAS:
Vivir