El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

LOLA Organic llega al centro de A Coruña con su alternativa healthy al fast food

Tras cosechar gran éxito en sus locales de Perillo y Marineda, ahora abren en la calle Teresa Herrera, al lado de la Plaza de Lugo, para responder a una creciente demanda de productos bio y frescos por parte de los coruñeses que viven y trabajan en el centro
13:33 · 19/10/2019
Lola Organic

La firma LOLA Organic nació a principios de 2018 como una alternativa al fast food, queriendo ir mucho más allá y democratizando el acceso al BIO. Según nos explica su CEO Silvia Souto, sus materias primas “además de ser BIO, son frescas, priorizando producto local y de productor” (verduras, hortalizas, huevos, harinas o aceites). Cada día preparan en su obrador todo lo que van a vender en sus locales con ingredientes bio que varían en función de la época del año. “Para nosotros apostar por bio (no sólo en ingredientes sino también en envases y materiales ecológicos) es apostar por salud, por sabor y por supuesto, por sostenibilidad”, indica.

Aunque en A Coruña había una alta demanda de este tipo de comida, se trata de una iniciativa que, cuando arrancó, fue arriesgada “por nuestro formato, nuestra estética y porque sin utilizar colorantes, ni conservantes ni aditivos presentamos productos tradicionales pero con una presencia innovadora y muy diferente” (panes con espirulina, batidos con chlorella, pancakes de maíz morado con cereales y verduras, entre otros.). 

Sin embargo, desde su creación han tenido gran éxito en su local de Santa Cristina y su córner de Marineda City, lo que les ha permitido abrir ahora un tercer emplazamiento en pleno centro de la ciudad. Se trata de un proyecto que ha tenido una respuesta muy positiva por parte de un colectivo creciente de personas “a los que les gusta cuidarse, que no sólo buscan comer sano y llevar un estilo de vida equilibrado sino que tienen una clara preocupación por el entorno, por reducir desperdicio de alimentos, por evitar plásticos, por consumir menos procesados y menos azúcares y para los que cualquier pequeña rutina se convierte en la búsqueda de una experiencia que debe ser satisfactoria con un retorno positivo”, aclara Souto.

Una de las claves de su éxito se basa en no renunciar a sus principios, tres grandes pilares que les diferencian del resto del sector: 1) una búsqueda constante e incansable por la salud (sin ella nada tiene sentido), 2) el sabor sin “filtros” (si no existe sabor, el alimentarse se convierte en cubrir una necesidad básica pero no en disfrutar de una experiencia completa) y por último y no menos importante la sostenibilidad (porque sin ella los dos pilares anteriores tendrán una vida finita).

Como consecuencia de esta decisión solo utilizan productos de temporada, aún cuando la evolución del bio ya permite recibir productos de temporada de otras ciudades e incluso países que nos permitan satisfacer la demanda de nuestros clientes. “Es cierto que salvo el caso puntual de las naranjas, nosotros en fresco sólo trabajamos con productos de temporada que pedimos hoy y al día siguiente las tenemos en nuestro obrador de Santa Cristina; nuestras ensaladas, batidos, sandwiches varían casi semanalmente en función de la oferta semanal de ingredientes, pero más que una desventaja sin duda es una ventaja que nos ha obligado a investigar y a crear una carta de recetas sin duda alguna con sello homemade”, nos explica Silvia Souto.

Ahora afrontan con mucha ilusión su apertura en la Plaza de Lugo que cuenta con el concepto de take away. “En la zona ya hay infinidad de buenas cafeterías, restaurantes…pero ninguna alternativa de productos realmente saludables, sólo BIO, listos para llevar y consumir allí donde se desee (en la ofi, en el gimnasio, en el coche, en la calle, de compras, mientras esperamos a que los peques terminen actividades...); LOLA Organic es muy flexible en cuanto a formatos”, apunta.

Vivir