El Español
Vivir
|
Gastrocoruña

Llega a A Coruña la primera cerveza elaborada con centeno y miel de los Ancares

La iniciativa nació en Vilarello de Donis (Lugo) y la paja extraída de los campos que se utiliza para elaborar esta bebida se dedica a la recuperación de pallozas y hórreos
La cerveza de centeno y miel de los Ancares en su spot promocional.
Colmo Ancares
La cerveza de centeno y miel de los Ancares en su spot promocional.
Ofrecido por:

Colmo Ancares Rye IPA, este es el nombre de la primera cerveza artesana elaborada a base de centeno cultivado, cosechado y malteado de manera tradicional y de miel de los Ancares y que tiene como principal objetivo recuperar construcciones tradicionales como las pallozas con la paja de su centeno. La idea de crear esta original bebida surgió en Vilarello de Donis (Lugo) de la mano de Manuel Gutiérrez, un consumidor asiduo de cervezas artesanas amante del rural y muy unido a Piornedo, ya que su pareja tiene en esta zona un local de hostelería. Hoy es la puesta de largo del proyecto en Galicia, que ha elegido la cervecería Caneca Furada de A Coruña para darse a conocer.

"Uno de los objetivos principales es fomentar la cultura del centeno y recuperar esta tradición. La cerveza tiene un tinte social, ya que con ella queremos darle impulso a la zona de los Ancares y fomentar el cultivo de campos de este tipo que protegen a los pueblos de los incendios", afirma Gutiérrez, que se ha aliado con Castreña, una marca de cervezas del Bierzo que embotella la Colmo Ancares Rye IPA.

"Nos propusimos transformar este significativo cereal, de gran importancia en épocas pasadas para la alimentación y teitado de las viviendas en estas zonas de alta montaña, en una cerveza identificada con el territorio y única por la pureza de sus componentes", cuenta el creador. Gutiérrez define la Colmo Ancares como "una cerveza de color dorado cálido, suave en boca, de amargor medio-alto con aroma afritado, fresco y tropical en el que las maltas del centeno dejan un final seco especiado". Se comercializará en tres formatos: una botella de 33 cl, un botellón de 75 cl para catas o para compartir en comidas y cenas y en formato barril de 20 litros orientado a distribuirse en cervecerías o para eventos.

Evitar la desaparición del rural

Gutiérrez se muestra orgulloso de que a raíz de la creación de su cerveza "se estén recuperando antiguas fincas en desuso alrededor de las aldeas de los Ancares y cultivando en ellas centeno de variedad autóctona, del que cultivaban nuestros abuelos", detalla, al mismo tiempo que recuerda que el proyecto surgió "ante el preocupante deterioro y la rápida desaparición de construcciones como los hórreos y pallozas que están presentes en las zonas de alta montaña, las cuales parecen sometidas a un futuro poco esperanzador".

A su vez, un porcentaje del costo de la cerveza se destinará también al desarrollo de cursos y actividades relacionadas con el teitado (las técnicas que se llevan a cabo en los techos de las pallozas) y la cultura del centeno, a parte de que ya está en marcha el primer proyecto en Vilarello consistente en la restauración de un hórreo con la paja recogida y almacenada en la cosecha del 2019.

Vivir