El Español
Actualidad
|
A Coruña

Las salas de conciertos y discotecas de A Coruña seguirán sin poder abrir

La medida de carácter excepcional tomada por el Concello de A Coruña solo permite a los pubs operar temporalmente como cafeterías. Desde María Pita estudiarán el asunto para permitir que las salas de música abran de nuevo sus puertas
Pixabay
Ofrecido por:

Las discotecas y salas de conciertos de A Coruña seguirán sin poder retomar su actividad. Estos negocios de la hostelería nocturna quedan excluidos de la medida anunciada ayer por el Concello de A Coruña que únicamente permitirá, de manera excepcional, que locales tipo pubs operen como cafeterías.

Esta medida excepcional, que se mantendrá hasta el 31 de enero, permitirá que locales con licencia tipo II, es decir los conocidos popularmente como pubs, puedan operar durante estos meses con la licencia tipo I de cafeterías y restaurantes.

Estos locales nocturnos podrán reabrir cumpliendo las mismas exigencias que establece la Xunta para cafeterías y restaurantes en cuanto a la capacidad, horario de cierre y demás restricciones durante este período.

Sin embargo, tal y como confirman fuentes municipales a Quincemil, aquellos locales con licencia III y IV, entre los que se encontrarían las salas de conciertos y las discotecas, quedarían excluidos y, por tanto, seguirán sin poder retomar su actividad.

Esta decisión está generando polémica entre los empresarios de estos últimos locales nocturnos que llevan meses sin percibir ingresos al mantener sus negocios cerrados a consecuencia de la restricciones impuestas por la propagación del coronavirus.

Esta situación ha llevado a estos empresarios, muchos de ellos pequeños autónomos, a salir a la calle para protestar por el abandono de las administraciones con este sector. Incluso hay quien ha llegado a realizar un encierro simbólico en su local para mostrar su disconformidad con el trato que está recibiendo un sector que, como ellos mismos aseguran, es generador de cultura.

El Concello estudiará el asunto

Pese a que este tipo de negocios de hostelería nocturna, a diferencia de los pubs, no pueden acogerse a esta medida de carácter excepcional, desde el Concello aseguran que estudiarán el asunto para que las salas de música puedan abrir.

Estos locales arrastran pérdidas desde hace meses y temen que esta situación pueda abocar al cierre de muchos negocios, sobre todo de las pequeñas salas de conciertos. Estas salas, que suelen ofrecer música en vivo y espectáculos, seguirán sin poder servir unas cervezas, refrescos, copas o cafés. Seguirán cerradas. Seguirán sin generar ingresos.

Actualidad