El Español
Economía
|
Empresas

Las patatas gallegas Bonilla se cuelan en el último videoclip de la banda de K-pop TXT

El videoclip ha logrado posicionarse en el Top 10 internacional en menos de 24 horas y en él uno de los miembros de la banda entra en una habitación con una lata de Bonilla en la mano y comiendo patatas
Lata de Bonilla en el videoclip de la banda de K-pop coreana.
Bonilla
Lata de Bonilla en el videoclip de la banda de K-pop coreana.

El idilio entre los ciudadanos de Corea del Sur y Bonilla a la Vista se afianza, después de que en 2020 la icónica lata fabricada en Galicia encontrase su minuto de gloria cinematográfica en la oscarizada Parásitos, la pasada semana el recipiente cilíndrico más famoso en el país asiático hacía su particular cameo en el último videoclip de la famosa banda coreana de K-pop TXT, una de las boyband del momento, con millones de seguidores en todo el mundo.

El videoclip, que lograba posicionarse en el Top 10 internacional en menos de 24 horas, es un fresco y pegadizo compendio de coreografías, y cuenta con un cameo de excepción: a partir del minuto 2:30, y hasta el 2:45, se puede ver con perfecta nitidez como uno de los miembros de la banda entra en la habitación con una lata de Bonilla a la Vista.

De esta manera, este recipiente vuelve a protagonizar unos segundos de metraje en una producción audiovisual coreana capaz de convertirse en número uno en todo el mundo, después de pisar, el pasado enero de 2020, la alfombra roja de los Oscar, de la mano de la película Parásitos.

Bonilla a la Vista a nivel mundial

Bonilla a la Vista es una empresa gallega nacida en Ferrol en el año 1932 a las órdenes de Salvador Bonilla, padre del actual responsable, César Bonilla, y lleva casi 90 años dedicada a la producción de churros con chocolate (cuenta con 6 locales propios en A Coruña) y patatas fritas, su producto estrella, que ha logrado posicionarse como líder en el mercado.

En la actualidad las patatas fritas Bonilla a la Vista, elaboradas con patata de primera calidad, aceite de oliva y sal, pueden encontrarse en más de 20 países, incluyendo el Alemania, Bélgica, Suiza, Reino Unido, Francia, Italia, EE. UU., Panamá, Corea del Sur -uno de los mayores clientes de la marca- o incluso Australia, último país en incorporarse a la distribución directa, el pasado 2019, donde la primera remesa de patatas se agotó en apenas unas horas, y cuenta además con venta online al por menor.

Economía