El Español
Economía
|
Empresas

Las ITV gallegas resuelven dudas y dan consejos para mantener el coche en cuarentena

Las ITV llevan días cerradas y SYC Applus resuelve dudas para los que tenían cita y para todos los conductores sobre cómo mantener el coche
10:00 · 5/4/2020
Centro de ITV en Sabón (Arteixo).
Centro de ITV en Sabón (Arteixo).
Ofrecido por:

Las ITV de Galicia, gestionadas por SYC Applus, llevan días cerradas debido al estado de alarma, y hay cientos de gallegos que tenían cita para pasar la inspección técnica de su vehículo y la han visto cancelada por la circunstancias. Estas son las preguntas que ha respondido la compañía para aclarar esta situación y dar unos consejos para los conductores durante esta cuarentena y para cuando se levante.

Respuestas para los que tenían que pasar la ITV

¿Las ITVs pueden abrir mientras esté vigente el estado de alarma?

No. Están cerradas. Según Acuerdo del Centro de Coordinación Operativa (Cecop) y Resolución de la Dirección Xeral de Enerxía e Minas de la Xunta de Galicia, las estaciones de ITV de la Comunidad Autónoma de Galicia estarán cerradas.

¿Qué ocurre con el vencimiento de los plazos de ITV?

No hay que preocuparse. La disposición adicional tercera del Real Decreto 463/2020 (suspensión de plazos administrativos) deriva la suspensión de los plazos de vigencia de permisos, autorizaciones, licencias, documentación acreditativa de cualquier extremo que requieran prórroga expresa o nueva autorización, quedando de esta forma en suspenso la actividad de las ITVs durante el tiempo del estado de alarma. Por tanto, durante este período la obligación de realizar las inspecciones técnicas y la verificación metrológica de los taxímetros queda suspendida.

¿Si me caduca la ITV durante el periodo del estado de Alarma puedo conducir sin problemas? 

. En aplicación de la disposición transitoria tercera del Real Decreto 463/2020, de 14 de marzo, que deja suspendidos los plazos de caducidad de la inspección, los vehículos podrán circular sin problemas en cuanto a multas y seguros. Para más información consultar con la Dirección General de Tráfico y la Dirección General de Seguros respectivamente. 

Cómo mantener el coche durante el confinamiento

¿Cómo sufre un coche parado durante mucho tiempo?

Como cualquier máquina, al estar parado se va deteriorando de forma paulatina y casi inapreciable. Hará falta mucho tiempo para que realmente percibamos su deterioro. El tiempo estimado para ese desgaste depende de aspectos como antigüedad, lugar donde ha quedado estacionado, factores meteorológicos. Las partes más expuestas son la carrocería y las gomas, como limpiaparabrisas o neumáticos.

¿Cuáles son las principales recomendaciones de mantenimiento?

Arrancar el motor cada semana y dejarlo encendido 10 minutos para que se lubrique. Esto ayudará a evitar que la batería se descargue por estar demasiado tiempo parada. En segundo lugar, siempre que sea posible, mover unos centímetros el vehículo, para cambiar el punto de apoyo de los neumáticos. Subir y bajar los elevalunas. Y si disponemos de parasoles colocarlos o evitar tener estacionado el vehículo al sol.

¿Cómo debemos mantener la batería?

Aunque el coche esté parado y no se esté arrancando, la batería del coche sufre una degradación. Sigue alimentando ciertos dispositivos y este mínimo consumo podría ocasionar que el día que vayamos a arrancar no tenga la carga suficiente. Existen en el mercado dispositivos cargadores de fácil conexión y que conectados a la batería y  enchufados a la corriente la mantienen en perfectas condiciones, proporcionando carga únicamente cuando lo necesitan y manteniéndola en optimas condiciones cuando necesitemos usarla. Muy recomendable siempre que dispongamos de un garaje privado.

¿Cómo debemos mantener nuestros neumáticos?

Su buen estado es fundamental así que debemos cuidar de ellos, pues el caucho del que están compuestos puede acusar el paso del tiempo. Si podemos, intentaremos mover de vez en cuando las ruedas solo unos centímetros, para cambiar el punto de apoyo, evitando deformaciones y dejar la presión máxima recomendada por el fabricante (si tenemos opción de darle presión), para prevenir esa misma deformación. 

Cómo preparar el coche cuando volvamos a usarlo

¿Qué debemos tener en cuenta cuando podamos volver a circular?

Tenemos que poner en marcha una pequeña rutina que empieza por abrir el capó y consiste, a grandes rasgos, en revisar los niveles de líquidos, inspeccionar el estado de las correas y comprobar que los manguitos no se han cuarteado. Después revidar los neumáticos, verificando su fecha de fabricación y su nivel de presión. Cuando vayamos a arrancar el coche, debemos atender a cualquier indicación del ordenador de a bordo y, por último, revisar el sistema de frenos y comprobar que funciona todo el alumbrado.

¿Cómo debemos revisar los líquidos antes de volver a circular?

Debemos comprobar que no ha habido fugas en los líquidos principales: aceite, refrigerante, líquido de los limpiaparabrisas, aceite de dirección y líquido de frenos. Deben estar fijados en las marcas recomendables por el fabricante y en buen estado. Puede ser oportuno que, si ha pasado mucho tiempo, cambiemos el aceite y el filtro antes de volver a arrancar el coche. Al fin y al cabo el aceite pierde propiedades con el paso del tiempo, incluso si el motor no se ha arrancado.

¿Cómo debemos revisar los neumáticos antes de volver a circular?

Debemos verificar el estado en general, empezando por la fecha de fabricación. Un número de tres cifras en el que las dos primeras nos indican la semana y la tercera el año. Es conveniente que a los cinco años pensemos en darles un relevo, ya que los materiales pierden su elasticidad y no tengan las mismas prestaciones. Que haya dibujo no significa que estén bien. Si el neumático es antiguo puede ser que esté endurecido, lo que es muy peligroso, sobre todo en mojado, porque no agarra bien. En cuanto al nivel de presión, debemos verificarlo en el primer repostaje o salida, recuperando los valores de circulación y carga recomendados.

¿Cómo debemos revisar el sistema de frenos antes de volver a circular?

Una comprobación que podemos hacer cualquiera de nosotros y que nos dará información sobre el estado del sistema de frenos, es ver si presenta fugas de líquido. Para ello debemos encender el motor, pisar a fondo el pedal de freno y mantener unos segundos la presión. Si el pedal mantiene la posición es que está en buenas condiciones. Por el contrario, si notamos que el pedal va bajando progresivamente, indicará que hay una fuga de líquido o falta de estanqueidad en la bomba, por lo que no se debería usar el vehículo.

Economía