El Español
Actualidad
|
Galicia

La Xunta no subirá los impuestos en 2021 y centra sus presupuestos en el coronavirus

El Gobierno gallego dejará de ingresar 472 millones por rebajas fiscales y reforzará el gasto social, además de contar con nuevos fondos para el próximo año: el COVID (503 millones de euros), el REAC-EU (430), el consenso (115) y el de garantía de infraestructuras sanitarias (105)
El conselleiro de Facenda e Administración Pública, Valeriano Martínez.
Europa Press
El conselleiro de Facenda e Administración Pública, Valeriano Martínez.

El conselleiro de Facenda e Administración Pública, Valeriano Martínez, presentó esta mañana los presupuestos de Galicia para 2021 (los más altos de la historia) tras entregárselo al presidente del Parlamento, Miguel Ángel Santalices. El titular de Facenda destacó que habían sido elaborados en tiempo récord ya que, en lugar de los meses habituales, fueron realizados en mes y medio, lo que según Santalices muestra el "compromiso" del Gobierno gallego con la reactivación de Galicia.

La Xunta adecuó el marco macroeconómico respecto a las previsiones que había para elaborar los presupuestos del próximo año y estima que la situación de riqueza será un 8% mayor que en 2020, fundamentalmente, por las medidas de reactivación que contiene su propuesta. Las consecuencias de la pandemia, especialmente durante los primeros cuatro o seis meses del año, presentarán cifras que condicionarán el resultado global, pero el Gobierno gallego espera que se produzca una recuperación. "En el cuadro macroeconómico, es importante la reactivación que se produce en coherencia con lo que se denomina formación bruta de capital fijo, que se incrementará casi un 12%. También habrá una recuperación muy importante de las exportaciones, que estimamos en un 9%", indicó Santalices.

Unos 1.800 millones de ingresos extraordinarios

Los ingresos para 2021 tienen un carácter extraordinario, además de los ordinarios. El conselleiro de Facenda citó las tres prioridades del Ejecutivo gallego, que son combatir la pandemia, impulsar la reactivación económica y atender los problemas que hay en las familias y empresas. Estos ingresos extraordinarios suman 1.800 millones de euros, de los cuales 685 proceden de la transferencia extraordinaria que hará el Estado español; 685 millones como consecuencia de tomar como referencia de posibilidad de endeudamiento del 1,1% del PIB gallego; y los primeros 430 millones del REAC-EU, fondos europeos que llegarán a la comunidad para ser programados en la reactivación económica.

Santalices destacó que no habrá "incremento en ningún impuesto o tributo" ni a los ciudadanos ni a las empresas. "Consolidamos todas las rebajas fiscales que de forma intensa hicimos desde 2016, me refiero a la tarifa autonómica del IRPF, al impuesto de sucesiones y sobre todo a los impuestos en el ámbito rural. Son más de 535.600 gallegos los que se beneficiaron desde 2016 y calculamos que serán 115.000 más el año que viene", aseguró el conselleiro.

La Xunta no ingresará 472 millones por rebajas fiscales

Los beneficios fiscales incluyen todos los ingresos que la Xunta "prefiere no percibir" para que recaiga sobre las familias y los hogares. Serán 472 millones de euros, 24 más que este 2020, y sobre todo se concentran en competencias propias de la Consellería de Política Social como, por ejemplo, que el segundo hijo no pague en las guarderías.

"Lo normal es que, en el caso de los ingresos ordinarios que proceden del sistema de financiamiento autonómico supusieran cerca del 80%. Este año, dado el carácter excepcional que presentan, suponen el 67% y los recursos procedentes del sistema se quedan en 7.849 millones, con una disminución del 1,6% respecto al actual", explicó Santalices. El conselleiro considera que el sistema actual tiene "limitaciones muy importantes", por lo que es precisa una revisión.

La Xunta también agota el techo de gasto, de 11.664 millones de euros. Se agotaron por las vías de las aplicaciones de gastos no financieros (11.563 millones), a los que hay que añadir 101 millones de euros para instrumentos financieros, "sobre todo pero no exclusivamente", en el Igape. Santalices destacó que el Gobierno dispondrá de 11.563 millones en gastos no financieros y que se bajará, por primera vez, de los 100 millones del gasto en tasas de la deuda.

Un ahorro bruto de 960 millones

Existen dos gastos diferenciados: los corrientes y los de capital. "Existe una contención de los gastos corrientes, pues presentan solamente una subida del 1,5% respecto a los de 2020", indicó el conselleiro, que recordó que se congelará el salario del Gobierno gallego y se aplicará una subida del 0,9% en el salario de los empleados públicos y altos cargos de la Xunta. El único recorte que presentan los presupuestos es la caída en el pago de los impuestos, de más del 30% (99,5 millones de euros). Los gastos de capital "tienen un avance importante", de 901 millones de euros. "Dispondremos de 2.592 millones de euros para la inversión. Nada más y nada menos que un 53% más que este año para atender la pandemia y reactivar Galicia", concretó Santalices.

El representante de la Xunta hizo referencia al ahorro bruto, la diferencia entre los ingresos corrientes y los gastos corrientes, que en el caso de Galicia es de casi 960 millones de euros. "Este dato es importante porque nos va a permitir que nuestra comunidad, si vienen muy mal dadas, tenga la suficiente capacidad de reserva para afrontar cualquier situación excepcional", explicó el conselleiro de Facenda.

Refuerzo del gasto social

Santalices también aseguró que se refuerza el gasto social tradicional en materia de sanidad, educación y política social, así como en el ámbito de empleo, algo que considera "marca de este Gobierno". El incremento más importante se da en sanidad, con 475 millones de euros, seguido del de educación (166 millones de euros), políticas sociales (126 millones) y los 97 millones de euros en empleo. "Priorizamos el gasto social, el empleo y la reactivación económica", indicó el conselleiro de Facenda en la rueda de prensa.

"El incremento orgánico de la Consellería de Sanidade es de 478 millones de euros hasta 4.500 millones. En Educación 167 millones, hasta casi 2.700; Política Social sube en 120 millones, hasta 900 millones; Empleo suma casi 100 millones hasta 400 millones de euros; Vicepresidencia de Economía, Innovación e Empresa incluye 108 millones por lo que respecta al gasto no financiero, a los que se le hay que añadir 82 millones de euros más", indicó el representante de la Xunta. Según los datos aportados esta mañana, estos cinco departamentos suponen 8.951 millones de euros, casi 1.000 millones más que este 2020.

Existe, además, el apartado de diversas consellerías que recoge un aumento de 179 millones de euros. Esto se debe a que incluye la reserva estratégica del fondo COVID (33 millones), 115 millones para el fondo consenso, 14 millones en el capítulo cinco y diez millones en apoyo patrimonial a entes instituciones.

Los nuevos instrumentos

Santalices explicó que el Gobierno gallego dispone de nuevos fondos que le permiten contar con instrumentos para enfrentar los retos del 2021. Estos son el fondo COVID, dotado con 503 millones de euros; el REAC-EU, con 430 millones para impulsar la reactivación económica; y el fondo consenso, con 115 millones. "El cuarto fondo es el fondo de garantía de infraestructuras sanitarias, que nace para 2021 con 105 millones de euros con el objetivo de blindar durante toda la legislatura las inversiones en los hospitales y centros de salud", explicó el conselleiro de Facenda e Administración Pública.

El fondo COVID tiene 503 millones de euros de los que 267 millones van a sanidad, 92 a educación, 80 a política social y 13 a Turismo, de cara al Xacobeo 2021. "Otros ejemplos que son menores pero muestran sensibilidad: casi 3 millones de euros en materia de emigración, casi 3 millones al ámbito del deporte y, por primera vez, se incluye la reserva estratégica con 33 millones de euros que se pueden desplazar de forma inmediata todo lo que se vaya de las manos durante el próximo año", aseguró Santalices.

Los 430 millones de los REAC-EU se repartirán en 65 millones para empleo e igualdad, 91 millones a reforzar el sistema sanitario, 62 millones para la transición digital (sobre la que Santalices aseguró que tendrá avances muy significativos en 2021), para la dinamización económica (destaca el sector cultural) habrá 82 millones y para la transición verde, 87 millones de euros.

Para completar los 430 millones de euros dentro del fondo REAC-EU, la Xunta programó un fondo denominado fondo de consenso con el que pretende que exista una reserva que actúe como soporte financiero a las decisiones consensuadas que en materia de inversiones se produzcan en el Parlamento cuando termine la comisión de los presupuestos. Esta iniciativa también tendrá en cuenta el diálogo social y las recomendaciones de los expertos. El Gobierno gallego destina el 1% del gasto no financiero de Galicia para 2021 para que actúe como reserva con el objetivo de "acompañar las palabras con hechos".

El fondo de garantía de infraestructuras sanitarias, por último, busca blindar la construcción y el equipamiento de los nuevos hospitales y centros de salud en toda la legislatura. Este es un fondo plurianual que nace con 105 millones de euros hasta 2024 y que se irá nutriendo de nuevas aportaciones para garantizar la inversión en la atención primaria y especializada. "Si algo se demostró en esta nueva etapa, es que debemos contar con muy buenas instalaciones y equipamientos para atender cualquier eventualidad porque recursos humanos, ya contamos con los mejores", concluyó Santalices.

Actualidad