El Español
Actualidad
|
Galicia

La Xunta defiende que "no hay más contagios en los bares que en las reuniones familiares"

Feijóo anunció que "van a seguir tomando medidas en favor de la hostelería" y que se concretarán paquetes de medidas para que los establecimientos puedan afrontar estas nuevas normas
Istock

"No hay más contagios en los bares que en las reuniones familiares". Así de tajante se ha mostrado hoy el presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo, en la rueda de prensa en la que anunció las nuevas restricciones para la comunidad con el objetivo de frenar el avance de la pandemia. En este sentido, por una parte defendió al sector hostelero alegando que "es injusto estigmatizarlo porque seguramente hay menos contagios en los bares que en las reuniones", pero a la vez apuntó que desde la Xunta deben ser más estrictos con los establecimientos "porque son los únicos lugares junto a las casas donde se puede quitar la mascarilla (al menos mientras se bebe y se come), algo que aumenta el riesgo exponencial de contagio".

Además, el presidente autonómico subrayó que la denominada fatiga pandémica (la relajación de las normas) "afecta a todos los sectores pero castiga a algunos especialmente, como es el caso de la hostelería". "Este sector es donde hay más exposición a la posibilidad de contagios y los locales junto a los comercios, lo están pasando mal por las restricciones", dijo Feijóo, a lo que añadió que "se mitigará su sufrimiento con ayudas específicas".

En este contexto, se especificó que dos días antes de la finalización del plazo de solicitudes de las ayudas, "ya habían sido abonadas el 70%, que beneficiaron a más de 14.000 negocios", aparte de que "el 50% de los hosteleros que se vieron obligados a cerrar obtuvieron ayudas a mayores como las de autónomos o microempresas", según la Xunta. Todo ello supuso un desembolso de 22 millones y medio de euros.

"Es duro pedir a alguien que cierre su medio de vida"

Feijóo anunció que "van a seguir tomando medidas en favor de la hostelería" y recordó que al mismo tiempo que se desarrollaba la rueda de prensa se estaba celebrando una reunión de representantes autonómicos con representantes de los autónomos gallegos, al margen de que esta tarde está previsto un encuentro de parte del colectivo de los hosteleros con el vicepresidente primero de la Xunta, también responsable de Turismo, Alfonso Rueda; el conselleiro de Sanidade, Julio García Comesaña y la responsable del departamento autonómico de Emprego, María Jesús Lorenzana.

El objetivo de los encuentros es "concretar un paquete de medidas como consecuencia de las decisiones que la Xunta se ha visto obligada a tomar a partir del viernes" y el presidente lamentó que "es duro pedir a alguien que cierre su medio de vida pero ahora mismo es inevitable". "Si tenemos que elegir entre una UCI colapsada y bares y restaurantes cerrados, la obligación ética y política es que las UCI no se colapsen", reconoció el presidente, que a su vez avanzó que "vienen semanas duras" y recomendó que "no nos autoengañemos" confiando en que actualmente hay menos ocupación de UCI y presión hospitalaria que el pasado noviembre porque "la tendencia a día de hoy es peor", concluyó.

Actualidad