El Español
Actualidad
|
Galicia

La Xunta aumentará un 36% las inspecciones en las residencias gallegas este 2021

El Gobierno autonómico publicará mañana en el DOG un formato para facilitar la presentación de quejas y reclamaciones sobre cualquier tipo de centro social
La residencia de ancianos de San Cibrao, en Lugo.
Carlos Castro
La residencia de ancianos de San Cibrao, en Lugo.

El presidente de la Xunta, Alberto Núñez Feijóo aseguró esta mañana durante la rueda de prensa posterior al Consello da Xunta que el Gobierno prevé incrementar las inspecciones en las residencias de mayores un 36% este año. El Ejecutivo autonómico continuará con los controles en los centros sociales públicos y concertados de la comunidad, con especial atención en las residencias de mayores debido a la pandemia y porque, al igual que en las residencias para personas con discapacidad, sus residentes son especialmente vulnerables.

"Hoy aprobamos el Plan de inspección de los servicios sociales para el año 2021. Hacemos un pequeño balance de lo que hicimos el pasado año: realizamos 1.132 inspecciones en los centros de servicios sociales y, en el ámbito de las residencias, revisamos 327", indicó Feijóo. El dato de los controles en las residencias supone un incremento del 51% respecto a las inspecciones previstas para 2020. Este año, el Gobierno autonómico prevé pasar de 1.132 a 1.523, lo que supone un 36% más.

Presentación de quejas

El líder del PP gallego también anunció la realización de cursos de capacitación para nuevos inspectores que incorporarán las inspecciones conjuntas: sanitarias y servicios sociales. Además, la Xunta publicará mañana en el Diario Oficial de Galicia (DOG) un formato para facilitar la presentación de quejas y reclamaciones sobre cualquier tipo de centro social.

"Vamos a incentivar las inspecciones. La mayoría de los centros están cumpliendo con rigor. Hay casos muy ruidosos que merecen todo nuestro rechazo, y lo que se trata es de comprobar que las cosas se hacen con rigor y evitar algún caso donde no se hace", concluyó a este respecto Feijóo.

Las residencias de mayores sufren con especial virulencia las consecuencias de la pandemia. Galicia registró, hasta ayer, 1.566 muertes de personas con coronavirus, de las que 273 se produjeron en los propios centros y 359 fueron de personas que procedían de alguno pero que fallecieron en hospitales y residencias integradas.

Actualidad