El Español
Actualidad
|
A Coruña

La Marea reclama al Concello de A Coruña por los impagos a trabajadores de las bibliotecas

El Comité de Empresa de la firma LTM, que gestiona la parte privatizada de la red de bibliotecas municipales, denuncia una situación de precariedad e incertidumbre permanente desde hace seis meses
Reunión de Marea Atlántica con los trabajadores de bibliotecas.
Marea Atlántica
Reunión de Marea Atlántica con los trabajadores de bibliotecas.
Ofrecido por:

La portavoz y el viceportavoz de la Marea Atlántica, María García y Iago Martínez, mantuvieron hoy una reunión con el Comité de Empresa de LTM, la compañía que gestiona una parte de la red de las bibliotecas municipales de A Coruña. Estos trasladaron su preocupación por la situación de incertidumbre y precariedad permanente en la que se encuentran después de la renovación del contrato por parte del gobierno local, hace seis meses.

"La situación afecta a 75 trabajadoras de seis bibliotecas, que ahora mismo no saben si van a cobrar la nómina ni la paga extra de julio. No es la primera vez que les pasa y no hay garantías de que vaya ser tampoco la última. Frente a esto, les damos todo nuestro apoyo y le reclamamos al gobierno que actúe", resumió María García.

La red de bibliotecas municipales está semiprivatizada, con un sistema que la Marea Atlántica califica como "dual, desigual e ineficiente". Algunas tienen gestión pública mientras que otras, las que se ven afectadas por los problemas laborales ahora mismo, "están en manos de una empresa privada, con peores condiciones para su plantel", señalan.

Promesas incumplidas desde el inicio del mandato

Como señala su portavoz, "solo el gobierno de la Marea Atlántica intentó hacer frente a esta injusticia durante lo pasado mandato, intentando remunicipalizar y unificar la red, y no fue posible. Contamos con la oposición del PP y el PSOE y la abstención del BNG, todo por ponerle palos en las ruedas a Xulio Ferreiro".

"Solo vemos que las trabajadoras están padeciendo las consecuencias de una licitación de este gobierno, un contrato que lleva seis meses en vigor acumulando problemas, y a lo que se no mudan las cosas, aun le queda año y medio por delante", asegura García.

Actualidad