El Español
Actualidad
|
Ferrolterra

La importancia de los detalles: Así será la reurbanización de Pardo Baixo, en Ferrol

La ocultación de arquetas y registros, bajo el enlosado, para evitar el feísmo o la instalación de cebos antitermitas son algunos de los detalles más destacados de las obras
Imagen de registros al aire en Ferrol Vello.
Concello de Ferrol
Imagen de registros al aire en Ferrol Vello.
Ofrecido por:

En el día de hoy, el ayuntamiento de Ferrol ha licitado las obras para la reurbanización de la calle Pardo Baixo, por un presupuesto cercano a los 600.000 euros, con el objetivo de que esta reforma se convierta en el modelo a seguir en materia de peatonzalización. El proyecto incluye, así, numerosos detalles que persiguen un salto cualitativo en materia de armonización estética para esta reforma.

Según han detallado fuentes oficiales, a Quincemil, el responsable de Urbanismo, Julián Reina, ha mantenido y mantendrá un contacto constante con los hosteleros de la zona. La finalidad es poder consensuar el momento más idóneo para el inicio de las obras, buscando una temporada en la que el impacto económico pueda resultarles menor.

Esta intervención, con un plazo estimado de ejecución de cinco meses, busca que las personas puedan recuperar el protagonismo en un espacio que la hostelería, en este caso, ha conseguido dinamizar.

La plantación de casi una veintena de árboles o la modernización del alumbrado son algunas de las cuestiones que recoge un proyecto que busca la adaptación del entorno a sus usos.

Así, por ejemplo, la plataforma única con dos tipologías distintas de pavimentación permitiría, tal y como determina el estudio previo, mantener el itinerario de tránsito y acceso a las viviendas por los laterales y concentrar la actividad hostelera en el centro de la calzada, evitando posibles conflictos de convivencia.

Adiós a las tapas de registro

Este proyecto recoge, también, una alternativa a las tradicionales tapas de registro que, en el caso de Pardo Bajo, quedarían ocultas bajo losetas graníticas, permitiendo el acceso a través de argollas de «latón naval». De este modo, el espacio quedaría más uniforme y estético a la vista, evitando la imagen de concentración de tapas de registro en la superficie.

Imagen de registros al aire en Ferrol Vello. Foto: concello de Ferrol.
Solución propuesta para la ocultación de los registros. Foto: Memoria del proyecto.

Además, la propia argolla de acceso a los servicios llevará indicado el nombre de la tipología del mismo como, por ejemplo, iluminación y en cada una de ellas estará incorporado el escudo del ayuntamiento.

Ejemplo de argollas de acceso a los servicios urbanísticos. Foto: Memoria del proyecto.

En lo tocante a mobiliario urbano, el proyecto determina que «no se aporta dotación de mobiliario urbano«, ya que la especialización de la calle con los locales de restauración, no hace precisa dotarla de más elementos que los que aportan las propias terrazas«.

A prueba de termitas

Otro de los detalles a incorporar serán los sistemas de cebos antitermíticos que, detalla la memoria, están elaborados a «base de celulosa impregnada en el producto químico antiquitínico, no tóxico para el ser humano, animales domésticos y otros vertebrados, y sin efecto sobre el medio ambiente«. Esta incorporación responde a la necesidad de ejercer un control de las termitas, presentes en varias edificaciones, y prevenir posibles plagas.

Modelo de portacebos y cebos. Foto: Memoria del proyecto.

De este modo, la memoria recoge una serie de fases a seguir para mantener controlada a la colonia de termitas y que se basa en un seguimiento periódico.

Iluminación

La intervención se realzará, señala la memoria, con una instalación de la iluminación que resulte «atractiva» nocturna y diurnamente. De este modo, se apostará por la » la discreción e integración máxima de tales objetos».

Modelo Round de la firma SETGA. Fuente: SETGA.

Se optará por la instalación de luminarias LED con óptica viaria en catenaria y se propone, a este respecto, la de la marca SETGA del modelo Round.

Las catenarias se «dispondrán entre fachadas opuestas de las edificaciones, con soportes adecuados anclados a bandas de forjados». La altura libre mínima, bajo las luminarias suspendidas en catenarias no será inferior a 6 metros, tomando como referencia 7,5 m, según se desprende de la memoria.

Con este proyecto, basado en los principios de estética, sencillez y operatividad, el ayuntamiento busca acometer una reforma que permita dinamizar la zona, convirtiéndola en punto de encuentro y referente en materia de peatonalización dentro de la ciudad.

¡Síguenos en Facebook!
Actualidad